Portada » 5 nutrientes esenciales para los Hombres y cómo obtenerlos
Actualidad Salud

5 nutrientes esenciales para los Hombres y cómo obtenerlos

Se cree que, en general, las mujeres cuidan más su alimentación que los hombres. Con el típico ejemplo de que mientras las mujeres comen ensalada, los hombres comen bistecs, carne a la parrilla o hamburguesa. Esto se debe a muchas cosas que no serán tocadas aquí, pero algo de razón lleva esto.

Debido a la desinformación, muchas personas llevan dietas que realmente no traen ningún beneficio para su cuerpo, sino que lo van destruyendo poco a poco. Por ejemplo, aquellas que se basan solo en proteína animal, en suplementos, o en carbohidratos. Pero existen muchas dietas aprobadas por la ciencia, como la paleo, la mediterránea, la libre de gluten, entre otras.

La clave de toda buena alimentación es que sea balanceada, que se obtengan todos los nutrientes necesarios para que el organismo funcione a la máxima potencia. Sin embargo, muchos hombres se dejan guiar por dietas que no siempre están bien encaminadas.

Todos necesitamos nutrientes esenciales, y quizás podemos no estar consumiéndolos lo suficiente porque el alimento que lo tiene no nos gusta o lo desestimamos. Esto pasa generalmente con algunas verduras como brócoli, espinaca, acelga, col, entre muchas otras.

Con el correcto consumo de estos nutrientes se pueden evitar enfermedades de toda clase, desde dolores de cabeza hasta el tan temido cáncer de próstata. Además, ayudamos al cuerpo a que dé el 100% que tanto le exigimos, pero que poco contribuimos en eso.

Entonces, ¿sabes cuáles nutrientes son esos que tanto necesitas?

  1. Licopeno

El licopeno es un antioxidante que se ha demostrado que retarda los signos del envejecimiento, además de disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y cáncer de próstata.

Una de las principales fuentes de este antioxidante es el tomate, el cual nos gusta a casi todos y se encuentra presente en una gran variedad de platos. Para la absorción correcta del licopeno, se recomienda consumir el tomate cocido.

  1. Sulforafano

Es una importante sustancia para combatir el cáncer. Niega el crecimiento del cáncer de próstata y estimula la salud de esta glándula.

Esta sustancia se puede encontrar en, sí, el brócoli. No le tengas miedo, este vegetal puede ser delicioso si se prepara con suficiente maestría. Hay muchos platos riquísimos con brócoli, que dejarán muy atrás a otros alimentos más preciados.

Además, esta verdura también posee altos contenidos de vitamina C y potasio, lo cual contribuye a disminuir los niveles de homocisteína, un aminoácido que está asociado a un riesgo más grande de enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares (ACV).

  1. Zinc

El zinc antioxidante se encuentra involucrado en muchos procesos del organismo, desde la creación de ADN a las células de reparación. Diversos estudios demuestran que el consumo regular de zinc es capaz de detener la degeneración celular por lo tanto, frenar el desarrollo de cáncer de próstata y aumentar el conteo de espermatozoides, optimizando así el funcionamiento sexual del sistema reproductivo de los hombres.

Una gran fuente de zinc son las ostras. Comer tan solo unas cuantas ostras al día es capaz de proveer al organismo de una fuente de zinc por varios días.

  1. Omega 3

Por supuesto, ninguna lista está completa sin este nutriente. El omega 3 son grasas poliinsaturadas. Ayudan a reducir la inflamación (como algunos tipos de artritis), estimula al sistema inmunológico y cardiovascular, además reducir las posibilidades de padecer cáncer de próstata.

El Omega 3 se puede conseguir en pescados grasos como salmón, atún y sardinas. Es importante que estos se consuman no fritos, puesto que pueden traer perjuicios para la salud cuando se prepara de esta forma. Si quieres saber más sobre este tema, puedes visitar este artículo sobre la mejor forma de cocinar un pescado en Nutrición Sin Más.

También se consigue en la linaza, además de en muchos otros alimentos.

  1. Beta-caroteno

Es un fuerte antioxidante que frena el proceso de envejecimiento y elimina las células muertas. Este componente se encuentra en las verduras y hortalizas de color naranja y rojo, como zanahoria, remolacha, pimientos rojos, calabaza, entre otros.

Además, estas verduras también poseen vitamina C, lo cual, combinado con el beta-caroteno, detienen el desarrollo de la hiperplasia prostática benigna (HPB), o aumento de la próstata.

Con todos estos nutrientes puedes llegar a ese estado de salud óptima que tanto anhelas, simplemente con incorporar algunos alimentos a tu dieta de siempre.

Por Edith Gómez