Portada 6 consejos para montártelo con un hetero y que no gruña
Hombres desnudos Sexualidad

6 consejos para montártelo con un hetero y que no gruña

¿Cómo enrollarte y tener SEXO GAY con un HETERO CURIOSO? Es posible, pero sigue estos consejos.

Es un clásico: los heteros que se acuestan con hombres. Los mismos gays son los primeros que caen en los tópicos sobre si es “un gay armarizado”, obligándose a etiquetarlos porque si no no lo entienden.

Nosotros no vamos a decirte que lo suyo es un problema: muchos chicos sienten la curiosidad de acostarse con otro hombre y los gays podemos ofrecer un buen servicio de convencimiento o, simplemente, de prueba para ver qué tal la experiencia. Sigue estos consejos, no juzgues y disfruta con tu hetero favorito.

 

1. Habla con él y conoce su situación

Lo primero que un hetero curioso quiere es que conozcas su historia y le entiendas. Si no lo haces, si no empatizas con él, no podréis llegar a ningún acuerdo y mucho menos meteros entre las sábanas para experimentar y disfrutar con el morbo. Conócele, no le juzgues y tranquilízale: es normal y el mundo no se acaba. No es algo malo, es buenísimo.

2. Ofrece confianza y discreción

Lo segundo que buscan es discreción: no son homófobos pero entiende que para ellos no es fácil reconocer ante sus amigotes que les gustan también los pitos. O quizá ni le gusten, pero quiere probarlo y no dejarse influenciar por la sociedad en la que vivimos.

3. Quítale hierro al asunto

Cuando hables con él, además de no juzgar, has de hacerle ver que es algo normal, que no es ni mejor ni peor, sino diferente. Los que arriesgan y prueban son los que más disfrutan en la vida.

4. No le fuerces a hacer nada que no le apetezca

Ya lo has convencido y ya lo tienes disponible para ti: no te vengas arriba y no hagas nada que a él no le apetezca. Disfruta del momento, empieza poco a poco y preocúpate siempre de su bienestar. Si sigues estas simples reglas seguro que te acabas llevando más de lo que esperabas. Regálale una buena experiencia.

5. No seas pesado, gánatelo poco a poco

Todos somos tíos y todos queremos sexo, pero hay que currárselo. Sin presiones ni obligaciones ni mucho menos amenazas: nadie está obligado a hacer nada con nadie y no hagas lo que no te gustaría que te hicieran.

6. Y, sobre todo, no le juzgues

Esto es lo primordial: no le digas cosas como “estás en el armario, a ver cuándo sales”, “seguro que lo hago mejor que una tía” o le menosprecies por dudar sobre su sexualidad. Seguro que tú pasaste por lo mismo así que no caigas en el odio y las fobias de las que tanto nos quejamos.

 

¿Has tenido alguna experiencia SEXO GAY con un hetero? ¿Cumplen los tópicos o era un caso diferente? Cuéntanoslo en los comentarios.

1 Comentario

Pincha aquí para comentar

  • La verdad no emos tenido sexo sólo sexo oral y cada quien el bebé el me busca y me besa y así y sano igual biene a mi habitación me abraza me acuesto en su pecho y así y no pasamos de ahí

Mercedes-Benz