Portada 8 consejos para ser aceptado como gay por tu familia
Actualidad

8 consejos para ser aceptado como gay por tu familia

ser aceptado como gay

TODO MEJORA: 8 consejos para que tu familia te acepte COMO ERES.

No es fácil salir del armario y menos ante tu familia. El no saber cómo van a responder ante tu historia asusta a cualquiera, así que coge aire y sigue nuestros consejos para que tu familia te acepte como gay y, lo más importante, como persona.

1. Prepárate cómo decírselo pero díselo directamente

No te andes con rodeos ni mentiras. Cuéntales lo que sientes de corazón y hazlo con toda la naturalidad del mundo. No es nada malo, por lo que no hay que tratarlo como tal. Si ellos se lo toman mal, entonces toca hacerles entender la realidad. Pero si tú no te crees que no te pasa nada malo, no podrás convencerles de nada.

2. Apóyate en los miembros de tu familia que mejor lo acepten

Esas personas que te acepten con más naturalidad serán en quién debas apoyarte para poder hacer entender al resto que tu situación es tan normal como cualquier otra.

3. Explícales lo que es ser una persona LGBT

Si no hay nadie más LGBT en la familia o grupo de amigos, explícales lo que es una lesbiana, un bisexual, un transexual y cuéntales cómo te defines para que lo puedan entender todo mucho mejor.

4. Cuéntales casos reales

Háblales de ese conocido, o incluso de un famoso personaje LGBT que haya conseguido todo lo que se ha propuesto y sea un ejemplo para el colectivo. Que entiendan que ser homosexual no te impide nada en la vida.

5. Si lo necesitas, busca apoyo fuera

Puede darse la triste circunstancia que nadie en tu entorno familiar te acepte por como eres. Es el momento de buscar ayuda externa, profesionales del ámbito social, médico, del colegio… Pide ayuda y te sorprenderá el apoyo que recibirás.

6. Demuestra que sigues siendo el mismo

Actúa tal y como eres. No dejes que ellos actúen diferente respecto a ti y hazles entender que te siguen gustando y sigues odiando las mismas cosas que antes de salir del armario.

7. Cuéntalo a cada miembro de forma diferente

Cada persona necesita su propio mensaje. No será lo mismo decírselo a tu prima de 16 años que a tu abuela de 90. Entiende que cada persona lo acepta en función de la experiencia vital que tenga, y una vez lo sepas, será muy fácil explicarte.

8. Y, sobre todo, recuérdales que les quieres

No hay nada más importante que amar y ser amado, al final nuestra vida se resume en disfrutar de ella y hacer disfrutar a los demás. La familia es muy importante, tanto la que te toca como la que tú eliges, no lo olvides nunca.

Revista Zero

Mercedes-Benz