Portada Amigos, principal círculo con el que los gays salimos del armario
Actualidad

Amigos, principal círculo con el que los gays salimos del armario

En el marco del Día Nacional para Salir del Clóset en Estados Unidos, LGBTQ Nation, un medio de comunicación que se centra en contar historias de la población de la diversidad sexual, lanzó los resultados de un investigación en la que se analizaron las percepciones sobre inseguridad y discriminación a las que se enfrentan las personas LGBT en los espacios públicos.

El principal resultado de la encuesta detalló que el 60% de los hombres homosexuales pareja señaló que no se siente seguro sosteniendo la mano de su pareja en público. La razón que dieron es que consideran que pueden ser objeto de discriminación, exclusión y, en el peor de los casos, violencia física por demostrar sus afectos.

Asimismo, el 45% de los entrevistados dijeron que se sentían tratados de manera diferente debido a su orientación sexual o identidad de género desde que Donald Trump asumió el cargo como presidente de Estados Unidos.

La encuesta contó con la participación de 600 personas provenientes de todo el territorio del país y fue realizada en colaboración de la empresa encuestadora Survey Monkey. Algunas de las conclusiones señalan que, pese a la idea de que existe una tolerancia e igualdad generalizada en nuestra sociedad, la discriminación y segregación hacia las personas de la diversidad sexual sigue siendo persistente.

Uno de los principales objetivos era saber si era necesario seguir hablando de “salir del clóset” en nuestra sociedad, así como repensar la importancia de poder reconocer la sexualidad de manera abierta. El 80% de los participantes dijeron que estaban relacionados con la idea de “salir del clóset”, a la vez que ese mismo porcentaje indicó que para ellos es importante poder enunciarse como LGBT frente a sus conocidos, familiares y amigos.

El círculo social con el que con mayor frecuencia salen del clóset las personas LGBT son los amigos, con un 86% de incidencia; seguido de familiares, con un 75%; conocidos, con 64%; y finalmente compañeros de trabajo y jefes, con un 47%. La incidencia tuvo que ver con la confianza y seguridad que las personas LGBT han construido con quienes forman parte de esos grupos.

Cuando los participantes fueron cuestionados sobre las razones por las que salieron del clóset, el 74% dijo que sólo querían ser más abiertos sobre su sexualidad, el 13% dijo que fue alentado por sus familiares y amigos, y el 9% dijo que lo hicieron sólo después de ser “descubiertos”.

Sólo el 7% dijo que no estaba interesado en sincerarse con nadie acerca de su sexualidad e identidad de género; lo cual da cuenta de la creciente apertura sobre la sexualidad, a la vez que el dato contrasta con el persistente rechazo e inseguridad que las personas LGBT perciben hacia sus personas.