Portada ‘El amor por los muchachos’, poemas homoeróticos
Actualidad

‘El amor por los muchachos’, poemas homoeróticos

El poeta hizo nacer alguno de sus más bellos poemas de encuentros con chicos de alquiler en cuartuchos de hoteles sórdidos.

El barón Wilhelm von Gloeden, fotógrafo, y Constantino Kavafis, poeta, fueron contemporáneos y vivieron ambos a orillas del mismo mar, sin que posiblemente ninguno de los dos sospechase la existencia del otro.

Aunque el primero nació entre las brumas del Báltico y el segundo en la luminosidad mediterránea, compartían algunas pasiones. La más importante de ellas fue su amor por los muchachos. El poeta hizo nacer alguno de sus más bellos poemas de encuentros con chicos de alquiler en cuartuchos de hoteles sórdidos.

El fotógrafo ideó escenarios para inmortalizar la belleza de hermosos muchachos sicilianos, en fotografías de aparente inocencia, aunque cargadas de un erotismo real, en las que posaban con actitud invitadora, consiguiendo, gracias a la cámara, arrebatar al tiempo aquella belleza efímera.

Como sucede también con los poemas de Kavafis, en los que la evocación de un recuerdo permite revivir –como si observásemos una vieja fotografía– una mirada de deseo en la calle o un encuentro precipitado con un muchacho, ocurridos décadas atrás, pero que gracias a la poesía consigue llegar hasta nosotros, hurtándolas también al tiempo.

Nada mejor, pues, para ilustrar los poemas de uno, que las imágenes del otro. ‘El amor por los muchachos’ de la editorial Amistades Particulares contiene 23 poemas homoeróticos de Constantino Kavafis, ilustrados con un número idéntico de fotografías de Wilhelm von Gloeden.

El resultado es un libro hermoso, tanto en forma como en contenido, digno de transformarse en un delicado regalo.

 

-----