Portada » Así es como el picoteo puede estar arruinando tu dieta y trucos para evitarlo
Actualidad

Así es como el picoteo puede estar arruinando tu dieta y trucos para evitarlo

Si pasas muchas horas fuera de casa y entre cada comida hay un largo tiempo que despierta tu gusanillo, de seguro ingieres diferentes alimentos durante el día y fuera de las ingestas principales. Por ello, mereces saber que el picoteo puede estar arruinando tu dieta así como tus intentos de ponerte en forma.

Picoteo: calorías invisibles

Cuando picamos entre horas generalmente lo hacemos lejos de la mesa, mientras realizamos otra actividad o con diversas distracciones a nuestro alrededor, por ello, el picoteo pasa desapercibido, se convierte en una ingesta invisible de calorías en nuestra dieta que no nos sacia porque no somos conscientes de la cantidad y calidad de los alimentos que solemos ingerir.

Esto no sólo puede conducirnos a un exceso de calorías sino también a ingresar nutrientes de mala calidad que pueden arruinar la dieta. De hecho, cuando picamos creemos que comemos pequeñas cantidades de alimentos pero en realidad, podemos ingerir más calorías que en una comida completa.

Además, la mayoría de los snacks comerciales superan las 150 Kcal por cada porción de 30 gramos (1/2 taza), que normalmente superamos ampliamente al consumirlos, y entre sus nutrientes encontramos combinaciones adictivas tales como sodio, grasas, azúcares y harinas refinadas.

Incluso los snacks que se promocionan como saludables pueden estar colmados de malos nutrientes, ya que según un estudio de la OCU, hasta las galletas 0% azúcar, ricas en fiba o las tortitas de maíz o arroz esconde una mala calidad en su interior.

Por otro lado, suelen ser fuente de grasas trans que entorpecen el cuidado de la estética y son asociadas al desarrollo de barriga, así como también, su textura crujiente nos incentiva a comer más y más ya que nos resulta apetecible.

La falta de conciencia cuando picamos entre horas así como el tipo de alimentos que consumimos puede ser la causa de que nuestra dieta se arruine con el picoteo diario, incluso, puede ser la causa de nuestro exceso de peso.

Trucos para mejorar tu picoteo

La forma en que realizamos el picoteo representa gran parte del problema, por ello, es importante comenzar a cambiar la misma y en lugar de picar parados, sentados al ordenador o conduciendo, lo mejor será sentarnos a comer, en una mesa y en lo posible, sin distracciones a nuestro alrededor.

Asimismo, debemos evitar comer del envase de galletas, patatas fritas u otro snack, ya que tendemos a buscar el recipiente vacío. Por el contrario, lo mejor siempre es servirnos los alimentos a consumir en un plato u otro utensilio y de esa forma, aunque no estemos prestando atención, cuando se acaben no podremos continuar comiendo. Este truco permite no excedernos en la ración consumida.

Sin embargo, también es clave prestar atención a la calidad de los alimentos que ingerimos, ya que algunos nutrientes más allá de las calorías pueden hacernos comer más y acumular grasas en nuestro cuerpo. Por ello, lo aconsejable es alejarnos de snacks comerciales y en su reemplazo, crear nuestras propias alternativas, por ejemplo:

  • Trozos de verduras y frutas frescas que podemos trasladar en un tupper o en una bolsa de cierre hermético.
  • Quinoa pops o quinoa inflada que en su versión natural no lleva azúcares añadidos y es rica en fibra así como en proteínas vegetales que sacian.
  • Yogur natural o leche desnatada son fuente de proteínas que sacian, de calcio, potasio y poseen alto contenido acuoso por lo que son una buena opción para comer/beber entre horas.
  • Semillas, frutos secos o pipas varias tostadas al horno son una alternativa que exigen masticación por lo que nos ayudan a comer menos, al igual que por su fibra y proteínas vegetales sacian mientras ofrecen buenos nutrientes que favorecen el logro de un cuerpo en forma.
  • Garbanzos, guisantes o granos de maíz que por su pequeño tamaño representan una buena opción para comer lentamente y que aportan mucha fibra así como proteínas vegetales en el caso de las legumbres por lo que, pueden saciarnos y ayudarnos a controlar la cantidad que ingerimos.

Por último, podemos buscar snacks bajos en calorías si queremos perder peso y siempre será recomendable beber agua entre horas porque muchas veces la sed se confunde con hambre y nos incentiva a comer.

Con sólo controlar el picoteo podemos lograr una reducción importante de calorías y nutrientes de mala calidad en nuestra dieta y así, ponernos en forma fácilmente.