Portada Batido o zumo, clara o tinto de verano, galletas o tostas. ¿Cuál engorda más?
Salud

Batido o zumo, clara o tinto de verano, galletas o tostas. ¿Cuál engorda más?

Al momento de cuidar la salud todo es cuestión de elecciones, por eso, si tu objetivo es perder peso o no sumar kilos a tu cuerpo, te mostramos diferentes alternativas que podemos escoger en nuestra dieta e intentaremos descifran cuál engorda más: ¿batido o zumo? ¿clara o tinto de verano? ¿galletas o tostas?

Batido vs. zumo

Los batidos y los zumos de frutas son dos opciones muy consumidas en esta temporada de calor y son ampliamente usados en la alimentación infantil. Y aunque ambos comparten la presencia de fruta entre sus ingredientes, tienen algunas diferencias.

El zumo es el resultado de extraer el contenido acuoso de una o más frutas o verduras, por lo que posee un alto porcentaje de agua, vitaminas, minerales, antioxidantes y azúcares naturales en su composición.

Un vaso de zumo natural puede tener alrededor de 100 Kcal derivadas principalmente de hidratos de carbonos simples, es decir, de azúcares que derivan de las frutas o verduras que componen el mismo. Así, tiene una consistencia líquida y rápidamente sus nutrientes alcanzan el torrente sanguíneo.

 

El batido, es el resultado de meter a la licuadora diferentes ingredientes, pudiendo tener mucho más que fruta y verduras que generalmente se colocan con su pulpa y hasta con su piel en estas preparaciones.

Esta última opción es más saciante que el zumo, pues además de vitaminas, minerales, antioxidantes y agua podemos tener fibra y proteínas que calman nuestro apetito si agregamos al batido leche, yogur o queso fresco por ejemplo. Además, el batido por su modo de preparación incluye aire algo que ayuda a incrementar el volumen sin sumar calorías o lo que es igual, reduce la densidad calórica del plato, un recurso de mucha utilidad para comer menos o adelgazar.

Entonces, el batido siempre será la opción que menos engorde si empleamos iguales ingredientes que para el zumo, pues saciará más al organismo y por cada ración, tendrá menos calorías en igual volumen.

Clara vs. tinto de verano

Ya hemos hablado de la clara de cerveza y del tinto de verano, dos opciones muy consumidas en la playa o en bares en temporada de calor, y ambas contienen alcohol así como azúcares simples que derivan del zumo o refresco que se incluye en su receta.

Sin embargo, el tinto de verano duplica en calorías a la clara de cerveza y ésta última podemos elaborarla con cerveza sin alcohol y con zumo natural para no consumir azúcares añadidos, mientras que la opción de tinto de verano 0,0% es a base de mosto de uva, un concentrado de azúcares que aunque no tiene alcohol, igualmente suma energía de escasa calidad a la bebida.

Asimismo, la cerveza tiene mejores nutrientes que el vino tinto, por lo tanto, si queremos una opción más recomendable quizá la clara sea la escogida, aunque como siempre decimos, mejor eliminar los azúcares y el alcohol de la dieta y para ello, escogeremos cerveza sin alcohol y zumo natural para su elaboración.

Galletas o tostas

Para ser más justos con la comparación hablaremos de galletas saladas y de ambas opciones de origen industrial, pues muy diferentes pueden ser las alternativas caseras si cuidamos los ingredientes en su elaboración.

Si hablamos de galletas podemos encontrar opciones ricas en fibra y muy bajas en calorías derivadas de azúcares, sin embargo, éstas por lo general concentran grasas en cantidades apreciables pudiendo ser muchas de ellas grasas trans que perjudican nuestra salud y en nada ayudan a cuidar la estética.

Mientras que las tostas no son más que pan deshidratado, y las opciones comerciales pueden adicionar una cantidad no menor de sodio y azúcares, pero en líneas generales siempre poseen menos calorías, azúcares y grasas que las galletas.

Ambas son de textura dura por lo que exigen la masticación pero si analizamos calidad nutricional, las tostas son la opción más recomendable cuando buscamos no engordar o adelgazar.

La cantidad también importa

Además de mirar los nutrientes de cada alimento para escoger la alternativa más adecuada y descartar la que más engorda de nuestra dieta, siempre es importante controlar la cantidad y frecuencia de consumo.

Si vamos a consumir el doble de tostas que de galletas, quizá la elección por la primer alternativa no resulte apropiada para nuestros intentos de no engordar o adelgazar, entonces, lo mejor es atender también a las raciones consumidas así como a la frecuencia de consumo.

No será nunca recomendable beber bebidas alcohólicas a diario, ni ingerir batidos o zumos como si fuera agua para acompañar todas las comidas del día, por lo tanto, más allá de la calidad de los nutrientes debemos cuidar la cantidad que ingerimos así como la frecuencia con que los hacemos presentes en nuestra dieta, ya que sólo así optaremos por las mejores alternativas para perder peso o no engordar.

Mercedes-Benz