Portada Cinco recetas de limonada, no sólo de lima y limón
Actualidad Alimentación Sana

Cinco recetas de limonada, no sólo de lima y limón

La limonada resulta una de las bebidas más sanas del verano, con la cual podemos no sólo hidratarnos sino también, refrescarnos y obtener buenos nutrientes así como antioxidantes. Por eso, a continuación mostramos cinco recetas de limonada, no sólo de lima y limón.

Más allá de la tradicional limonada americana que se elabora con lima y limón, podemos probar en casa alguna de las siguientes alternativas frutales, refrescantes y muy sabrosas:

Limonada de fresa

Si además de lima y limón usamos fresas frescas para la elaboración de nuestra bebida, podemos sumar fibra, vitamina C, carotenos y antioxidantes a la receta además de mucho sabor y color a la misma.

  • Ingredientes: 250g de fresas, cuatro o cinco limones (para tener media taza de zumo), una rodaja de lima (para decoración), una taza de agua, dos cucharadas de edulcorante acalórico o stevia, un litro de agua mineral, unas fresas enteras para decorar y hielo.
  • Preparación: en una batidora triturar las fresas previamente lavadas y desinfectadas. Mezclar con el agua junto al endulzante, el zumo de limón de cuatro a cinco unidades y colocar en una jarra donde terminaremos de completar con agua (con o sin gas), y el hielo que consideremos necesario.

En Directo al Paladar México nos muestran esta opción con azúcar, pero perfectamente se puede reemplazar la misma por stevia u otro edulcorante con el objetivo de lograr una bebida sin azúcar añadido.

Limonada de piña y jengibre

Como nos muestran en Directo al Paladar, es posible elaborar una limonada a base de piña colmada de potasio, vitamina C y antioxidantes

  • Ingredientes: una piña de tamaño medio, 30 ml de zumo de limón, un trocito de jengibre fresco, un litro de agua con gas, estevia o azúcar al gusto.
  • Preparación: pelar la piña retirando toda la corteza, procurando conservar los jugos que pueda soltar. Trocear. Pelar y picar el jengibre. Exprimir el zumo de limón. Colocar todos los ingredientes en el vaso de una batidora o licuadora. Triturar bien hasta que quede una mezcla homogénea sin grumos. Probar el punto de dulzor y ajustar la cantidad de estevia o azúcar (recomiendo la primera para lograr una bebida ligera y sin azúcar). Pasar por un colador o tamiz si se quiere una bebida totalmente limpia. Trasladar a una jarra y dejar enfriar en la nevera. Servir con hielo al gusto.

Limonada de frambuesas

Usando frutos rojos ricos en polifenoles como las frambuesas podemos lograr una bebida hidratante, fresca y muy nutritiva para proteger el organismo con la misma.

  • Ingredientes: 150 g de frambuesas (frescas o congeladas), un litro de agua fría, dos limones sin pelar cortados en cuartos, dos ramitas de hojas de hierbabuena, dos cucharadas de stevia y ocho o diez cubitos de hielo.
  • Preparación: colocar las frambuesas en un robot de cocina y triturarlas. Añadir medio litro de agua, los limones y el endulzante y volver a triturar. Añadir el resto de agua y remover. Probar cómo está de dulzor y si es necesario añadimos una cucharada más de stevia, dependiendo de lo que nos guste de dulce. Colar la limonada y ponerla en una jarra. Añadir los cubitos de hielo y las hojas de hierbabuena y servir.

También podemos reemplazar la stevia por azúcar ya que como nos muestran en Directo al Paladar, no se requiere tanta cantidad igualmente y podemos lograr una bebida muy sabrosa así como nutritiva para este verano.

Limonada con semillas de chía

Si queremos espesar un poco nuestra limonada y al mismo tiempo sumar fibra, grasas buenas, proteínas vegetales, calcio, potasio y otros nutrientes, podemos emplear semillas de chía para su elaboración.

  • Ingredientes: dos cucharadas semillas de chía, cuatro tazas de agua, 3 cucharadas de stevia, zumo y ralladura de 4 limones, hojas de menta fresca o hierbabuena.
  • Elaboración: en un recipiente colocar las semillas de chía mezcladas con agua, llevar a ebullición y cocinar a fuego suave por 45 minutos más. Agregar la stevia, la ralladura y el zumo de los limones y continuar hirviendo a fuego bajo por 15 minutos más. Retirar del fuego y colar el contenido de la olla en una jarra. Añadir cuatro tazas de agua fría, hielo y hojas de menta. Servir bien frío.

En Directo al Paladar México nos muestran que esta receta también se puede elaborar con azúcar y con semillas de lino que al igual que las de chía tienen propiedades espesantes.

Limonada de sandía y menta

Como nos muestran en Directo al Paladar, esta es una bebida ideal para esta temporada, ligera y por sobre todo, hidratante.