Portada Claves para el futuro de la sanidad española
Más Salud

Claves para el futuro de la sanidad española

sanidad española

La Sanidad siempre ha estado expuesta a todo tipo de cambios: nuevas enfermedades, avances médicos, introducción de tecnología, descubrimientos en el ámbito de la investigación… pero es en estos últimos años, y de aquí en adelante, cuando los cambios se suceden a una velocidad vertiginosa. Todo apunta a que una nueva Sanidad empieza hoy.

El informe Future Health Index España 2017, impulsado por Philips y avalado por el MIT Technology Review, analiza el acceso a la asistencia sanitaria, la integración del sistema sanitario y la adopción de tecnologías de salud conectada a través de encuestas realizadas tanto a la población general como a los profesionales sanitarios. El documento establece la brecha existente entre la percepción de la población sobre estos temas y la realidad del sistema como un punto de partida para la discusión y la innovación en salud.

El objetivo es entender el contexto y las claves de este proceso de cambio y, sobre todo, conocer las necesidades, preocupaciones y comportamiento de pacientes, profesionales médicos e instituciones sanitarias con respecto a la introducción de las nuevas tecnologías.

En líneas generales, la introducción de la tecnología en los sistemas sanitarios es considerada como una gran oportunidad de ahorro de costes y mejora de eficiencia. En lo que respecta a España, destaca el hecho de quesomos el país con el mayor nivel de confianza y satisfacción en su sistema sanitario.

Aquí resaltamos algunas de las conclusiones que recoge este informe y que ayudan a entender mejor cómo será el futuro de la sanidad española:

El foco: en la prevención

El envejecimiento de la población, el aumento de la esperanza de vida o el creciente número de pacientes crónicos son factores que redundan, inevitablemente, en un aumento del gasto para los sistemas sanitarios. La prevención, según los resultados del estudio, es la clave en la que los encuestados confían para solucionar este fenómeno mundial que la Organización Mundial de la Salud tilda de “duradero y profundo”.

Así es como lo ve el 59% de profesionales sanitarios y el 51% de la población general, que entiende que la mejora en los cuidados de prevención evitaría, en gran medida, el deterioro del estado de la salud de los ciudadanos y, con ello, el importante gasto que esto genera al sistema sanitario.

“Faltan medios, necesitamos ser más eficaces tanto dentro del hospital, para evitar infecciones, como fuera, para prevenir enfermedades como cáncer o diabetes”. Marcio Borges. Coordinador Unidad Multidisciplinar de Sepsis. Medicina Intensiva en Hospital Son Llatzer.

Importancia de las tecnologías conectadas

Las conclusiones del Health Future Index España 2017 ponen de relieve la importancia de la conectividad en salud como un potente instrumento para la prevención de enfermedades, el empoderamiento de los pacientes y la eficiencia del sistema sanitario. El 78% de los profesionales sanitarios y el 74% de la población general así lo consideran.

Los bajos índices del uso de este tipo de tecnología mejorarían, según los resultados del estudio, a través de la recomendación de un médico, lo que refleja el importante rol que tiene el profesional sanitario como impulsor de la adopción de las nuevas tecnologías entre sus pacientes. De hecho, el estudio también revela que esta adopción de la tecnología no debería nunca sustituir el toque humano, lo que indica que la humanización en el ámbito sanitario es un aspecto importante tanto para profesionales como para pacientes y que no sólo no debería verse perjudicado por la introducción de la tecnología, sino que debería beneficiarse de su uso en el ámbito de la salud.

Beatriz González, Presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública (SESPAS), es una de las expertas entrevistadas en este informe, que considera que “la telemedicina acabará siendo un elemento rutinario de aquí a unos pocos años”. Algo que solucionaría, entre otros problemas, el frecuente flujo de pacientes en atención primaria.

“La tecnología sola no cura y sola no hace nada. Pero si un paquete de cuidados para cuidar a un grupo de pacientes crónicos incluye un hospital de día y telemedicina, puedes ahorrar tiempo, hacer visitas a distancia. En este sentido es absolutamente favorable”.Joan Escarrabil. Director del Programa de atención a la cronicidad del Hospital Clínic de Barcelona y responsable de SeparPacientes.

Según el informe, los pacientes cardíacos, los respiratorios y los oncológicos son quienes muestran un nivel de preferencia más alto en recibir asistencia sanitaria desde casa.

Un sistema sanitario integrado

La descentralización de nuestro sistema sanitario se percibe como un reto según los datos recogidos en el informe. Jorge López. Engagement Manager en Quintiles IMS, apunta a que “tu código postal decide qué calidad de Sanidad tienes y este es uno de los grandes retos de la Sanidad española”.

Entre los profesionales sanitarios el 50% se muestra de acuerdo en que el sistema español está poco o nada integrado. Según el 60% de los profesionales sanitarios la descentralización actual del sistema tiene un impacto negativo en la salud, y los restantes 39% lo consideran extremadamente negativo.

hospital

Esta situación, que la mayoría de los encuestados considera un obstáculo para la modernización de la Sanidad española, va en contra de la adopción de sistemas y plataformas de integración y comunicación entre profesionales y pacientes, que es una medida considerada como muy positiva de acuerdo a los resultados que aporta el estudio.

“Otro de los problemas es la falta de consenso en Sanidad. Actualmente hay 17 Comunidades Autónomas, con 17 sistemas de información distinto, y cada una hace lo que cree conveniente con las herramientas de las que dispone para su población”. Jorge López. Engagement Manager en Quintiles IMS.

Los expertos consultados en este informe (25 en total, que han dado su opinión acerca de los resultados obtenidos en el estudio) coinciden con la mayoría de los encuestados en tener una visión positiva hacia la situación de la Sanidad española, pero también han señalado ciertas deficiencias de nuestro sistema que deben solventarse para agilizar la entrada de las tecnologías. Sus preocupaciones se centran en la necesidad de una mayor centralización del sistema de salud, con un programa de ámbito nacional que impulse la incorporación de la tecnología en la sanidad. Y apuestan por que la solución a problemas como la falta de inversión, la descentralización, el bajo nivel de uso de conectividad en salud sea promovida por los gestores que, desde su posición de liderazgo, destinen la inversión hacia donde más se necesite.

El Future Health Index España 2017, se desprende del informe global Future Health Index 2017, que analiza la situación de los sistemas de salud de 19 países de todo el mundo, a través de la visión y la percepción de 33.000 profesionales sanitarios y la población general sobre lo preparados que están sus sistemas para afrontar los retos del futuro: el envejecimiento de la población, la prevalencia de enfermedades crónicas y las consecuencias de un estilo de vida poco saludable.

Revista Zero