Portada Claves para no perder pelo este otoño
Cuidado personal

Claves para no perder pelo este otoño

Revista Zero

 

Los primeros acordes de “November Rain”. Esto es lo que oyes en tu interior cada vez que compruebas cómo el peine, el cepillo, la goma (si gastas melenón) o la funda de la almohada te han hurtado otro cabello. Y es que solo la solemne tristeza del himno noventero de los Guns N’ Roses es capaz de reflejar ese sentimiento de profundo desconsuelo que provoca la pérdida capilar.

La culpable de que en tu cerebro resuene la voz de Axl Rose más a menudo de lo que sería deseable se llama alopecia androgénica, término fino para referirse a la caída prematura y anormal del pelo y que suele manifestarse en cualquier momento tras la pubertad. De hecho, el 40% de los hombres de entre 18 y 39 años la sufren y la cifra se dispara al 95% tras la jubilación.

“La caída y el debilitamiento pueden deberse a diferentes factores, como la herencia genética, el déficit de nutrientes, una microcirculación pobre, cambios hormonales o estrés. La causa principal es la sensibilidad de los folículos pilosos del cuero cabelludo a las hormonas andrógenas”, nos cuenta Gemma Martínez, experta en nutricosmética de Innovage.

Se estima que todos los días perdemos entre 50 y 100 cabellos como parte del proceso natural de regeneración. El problema surge cuando los que entran son menos que los que salen y el otrora frondoso pelazo va menguando cual laguna en plena sequía.

La alerta salta en el momento en el que el cartón comienza a clarear y las entradas retroceden hasta unirse a la coronilla. Piensas que ya ha llegado la hora de despedirse del tupé, de la coleta alta o del headbanging. “Nothin’ lasts forever”, escuchas dentro de ti. La mala noticia es que el crecepelo definitivo no existe, pero la buena es que disponemos de un arsenal bastante eficaz para, si no frenar la caída, sí paliar sus consecuencias.

Champús formulados con queratina, que aumentan la resistencia del cabello; tratamientos ricos en quinina, que estimulan su crecimiento; complementos alimenticios con biotina y zinc, que incrementan tanto la densidad como el volumen; y sérums con altas concentraciones de activos, que aportan los nutrientes necesarios para la correcta microcirculación de la zona. A partir de ahora, si incluyes estos productos en tu rutina capilar, los Guns únicamente sonarán en tu Spotify.

Descubre los siete productos que pueden salvar tu pelo este otoño.