Portada Cócteles picantes: mata el calor con fuego
Actualidad

Cócteles picantes: mata el calor con fuego

Seguro que te has preguntado alguna vez por qué en los puntos más calientes del planeta –México, América Central, Caribe, sur de Asia, India…– se consumen más alimentos picantes que en el resto del mundo. Aunque parezca una paradoja, el picante alivia el calor. Esto tiene una explicación muy científica: activa nuestro cuerpo, subiendo nuestra temperatura interna para igualarla con la temperatura ambiental e incrementa nuestra circulación, haciendo que sudemos y, al evaporarse la humedad, sentimos frescor. Es lo que también se llama efecto botijo. Y el picante favorece la secreción de endorfinas, por lo que además ayuda a ponernos de buen humor.

Eso sí, sabemos que quizá durante el estío no a todo el mundo le apetece meterse entre pecho y espalda un pollo tandoori o unos chiles rellenos, por lo que proponemos una manera mucho más ligera e innovadora de consumir picante: bebértelo. Así que aquí tienes varios refrescantes cócteles que te harán arder la lengua y el paladar.

La hoguera

La Posada del León de Oro, en Madrid, celebra la noche de San Juan con un cóctel convenientemente bautizado como La Hoguera: ron, mango, tequila, naranja, limón y una guindilla para contrastar el sabor de la fruta y los cítricos. Disponible hasta el 30 de junio.

Martini Madrás

No es un secreto que Javier de las Muelas es el gran maestro español de la coctelería. Dentro de su grandísimo repertorio no pueden faltar los cócteles con un punto (o puntazo) picante. Entre ellos destaca el Madrás, un martini frappé de ginebra que se macera durante tres días en cuatro tipos diferentes de pimienta: negra, rosa, de Jamaica y de Sichuan. Otras buenas opciones que De las Muelas borda son el Dry Martini de Wasabi y el de jalapeño. Para probar sus creaciones tienes que ir a su celebérrimo Dry Martini de Barcelona o uno de los muchos lugares en los que colabora en el resto de España, Europa, América o Asia.

El Bicentenario

Este es un cóctel que puedes encontrar en varios restaurantes mexicanos, pero es tan fácil de hacer, una vez conseguidos los ingredientes, que te los puedes preparar tú mismo en casa: machaca una mandarina y dos chiles habaneros (sí, esos que pican a rabiar) en una coctelera y añade tequila, sirope de agave (una parte de néctar de agave y otra de agua) y zumo de lima. Pon hielo, agita y sirve. Ya verás como despierta todos tus sentidos.

Retox

Este cóctel se ha vuelto bastante popular en EE UU porque aseguran que tiene propiedades detox y que cura la resaca. Necesitas bourbon, cuatro cucharadas de jarabe de arce, bitters, zumo de limón, pimienta de cayena (de ahí el punto picante) y agua con gas para rellenar.

Bonus: Michelada

Ya escribimos una oda a uno de los grandes inventos mexicanos de siempre, pero vale la pena recordar que ahora es el mejor momento del año para disfrutar de una michelada. Seguro que ya sabes la receta, pero por si acaso te la recordamos: un vaso ancho con el borde escarchado con sal, hielo, zumo y una rodaja de limón verde (o lima), salsas (maggi y/o worcestershire) y una cerveza rubia tipo Pacífico.