Portada ¿Cómo actúa el lenguaje corporal gay?
Actualidad

¿Cómo actúa el lenguaje corporal gay?

¿Cómo afecta el lenguaje corporal cuando estoy en una cita con otro hombre?

La respuesta es mucho y de muchas formas. Pero para entender por qué ciertas posturas, gestos y expresiones te hacen más atractivo a otros gays, primero debes entender los 5 principios básicos del lenguaje corporal gay.

Las palabras mienten, el cuerpo no

La verdad escapa de nuestro cuerpo como si fuéramos coladeras, tan pronto tratamos de tapar un agujero el agua sale por otro.

Podrías pensar que luces calmado, cool, en control, pero detente y mira hacia abajo, estas dándole al piso con el zapato como si fueras pájaro carpintero, como bailarín de tap.

Señales sexuales rebotan por todo el lugar cuando un gay se encuentra con otro, señales que se mandan por medio de los ojos, brazos, manos, piernas y pies, si, pies, aunque no lo creas.

Tu lenguaje corporal cambia cuando ves a alguien sexy, y ni cuenta te das

Estudios con cámaras escondidas muestran que la postura de los hombres cambia cuando ven a alguien que los excita. Algunas cosas que harás son:

  • Meter la panza para verte más delgado (O mejor dicho… menos gordo).
  • Echar los hombros hacia atrás y ocupar más espacio.
  • Inflar el pecho y parecer más grande.
  • Enderezar la cabeza y parecer más alto.
  • Desplazar la quijada para parecer más dominante.

Es una forma de comunicación secreta entre cuerpos mientras sus dueños no se dan cuenta, los investigadores le llaman “señales auto eróticas”.

Tu lenguaje corporal no refleja tus emociones, las crea

Mantener tu lenguaje corporal “libre” no únicamente es crítico para cambiar las actitudes y formas de otras personas, también es crítico para cambiar las tuyas. Este concepto no únicamente aplica a tus manos o palmas, aplica para todo.

Mientras tengas más “falsas” posturas y gestos, más logras influenciar a la gente, y te vuelves más genuino y accesible.

Te puede parecer raro o que es mentira, pero te reto a que lo pruebes. Cruza tus brazos sobre tu pecho. ¿Qué notas? Después de unos minutos estarás más quieto, más introspectivo, y difícilmente sonreirás o reirás.

El cuerpo tiene un circuito de retroalimentación directo al cerebro que asocia posturas con comportamientos, es de las partes más primitivas que tenemos, finalmente somos animales.

También funciona de forma inversa, deja de cruzar los brazos y deja tus palmas abiertas por unos minutos. ¿Lo sientes? en unos minutos te sentirás mejor, más feliz, si quieres atraer a ese hombre de tus sueños, se consciente de tus posturas y de tu lenguaje corporal.

La mejor manera de conocer y atraer gays es usar gestos libres e invitadores

Mantén tu cuerpo libre, te da una apariencia de seguridad en ti mismo, algo que es muy importante para atraer a otros hombres, prácticamente nada importa más que esto. Si cruzas tus brazos, por ejemplo, es peor que si te rociaras con repelente de hombres.

Esto es válido para cualquier gesto o movimiento que forma una barrera, agárrate las manos, cruza tus piernas, cruza los brazos, cierra las rodillas, joróbate… todo eso ocasiona que la persona que está frente de ti se sienta amenazada y se retraiga.

Nuestros cuerpos apuntan hacia los hombres que nos gustan

Y en sentido contrario de los que no.

¿Le gustas? Fíjate bien, los hombres subconscientemente apuntan con sus pies, es nuestra forma de decir “hey sexy”.

En una ocasión estaba en una cafetería hablando con un hombre hermoso que estaba ignorando completamente a su amigo, volteó hacia mí, se encontraron nuestras miradas, yo la sostuve y a partir de ahí únicamente se dirigió a mí la mayor parte de la conversación, aun así, no sentía la vibra, se cayó mi servilleta al piso, y cuando me agaché a recogerla… maldita mi suerte… sus pies apuntaban hacia su amigo, y pues sí, no saqué nada de esa ocasión y unas semanas después ellos ya salían juntos.