Portada Cómo Depilarse El Vello Púbico
Cuidado personal Higiene íntima hombre Vello Corporal hombre

Cómo Depilarse El Vello Púbico

Vello pubico

Vello Púbico

Si la depilación en sí ya es complicada, puesto que cabe la posibilidad de que se irrite la piel, salgan pelos enquistados o te hagas cortes, depilarse el vello púbico ya es nivel avanzado. Por eso en Hombre Moderno te damos algunos consejos, evitarás sustos.

Existen varios métodos que puedes utilizar en este proceso y puedes decidir si te lo haces en casa o prefieres acudir a un profesional.

1. Láser

Como en otros tipos de depilación, el láser es el método más duradero y eficaz. Sin embargo, se trata de una zona muy delicada, así que debes informarte bien en un centro de estética antes de optar por esta opción.

2. Cera

Otra opción duradera y eficaz es la cera, aunque resulta bastante dolorosa. Si eliges hacerlo con cera y no tienes experiencia es mejor que acudas a un centro, siempre resultará menos doloroso.

Si por el contrario eres un valiente y decides hacertelo tu mismo, una buena elección es la cera de baja fusión, que no necesita estar a altas temperaturas para fundirse y aplicarse. Hay que tener mucha precaución en la zona de los testículos, y hacerlo poco a poco y con paciencia. Si no te atreves a usar la cera en el escroto, puedes dejarla para la base del pene y optar por la cuchilla en esa zona.

 

3. Crema depilatoria

No es un método de depilación muy recomendado para el vello púbico, puesto que puede producir graves irritaciones al tratarse de una zona de la piel muy sensible. No obstante también tiene sus ventajas, puesto que permite acceder a zonas y pliegues que con otros métodos como la cuchilla o la maquinilla resulta más complicado.

4. Maquinilla

La maquinilla es una buena opción, y es que hay máquinas o cabezales especiales para las partes íntimas que están diseñadas para minimizar la irritación de la piel y llegar a las zonas más complicadas.

5. Cuchilla de afeitar

Para utilizar la cuchilla de afeitar clásica, procura emplear una que no irrite, por ejemplo, que tenga varias capas de cuchillas para tener que dar las menores pasadas posibles. Otro consejo que debes tener en cuenta es que es mejor recortar el vello antes de afeitarlo, ya que puede ayudarte a evitar que las cuchillas se atasquen. Otra recomendación es que te afeites el vello púbico en la ducha, porque el agua ayuda a ablandar el vello y facilita el deslizamiento de la cuchilla por la piel. También va bien aplicarse espuma porque al igual que el agua mejora el deslizamiento de la maquinilla, y además protege la piel.

Elijas el método que elijas debes ser más cuidadoso que cuando te depilas otras partes del cuerpo. Hazlo con delicadeza y tómate tu tiempo, y sobre todo, al terminar hidrata la zona púbica con una loción. Si esta contiene aloe vera, mejor que mejor.