Portada ¿Cómo sorprender a tu hombre cuando estén solos en la habitación?
Actualidad

¿Cómo sorprender a tu hombre cuando estén solos en la habitación?

Cómo-sorprender-a-tu-hombre-cuando-estén-solos-en-la-habitación

Muchos hombres determinan su potencial según la cantidad de hombres con los que se hayan acostado. Es una cosa estrictamente subjetiva, por supuesto, y no debería ser así, pero lo es.

 

Naturalmente, los hombres que tienen menos experiencia se sienten como amantes de segunda clase. Están inclinados a crear una predicción autocumplida sobre su desempeño que a veces es imposible de superar. Bueno, aquí estamos para decirte cómo convertir tu “defecto” en algo perfecto, y te aconsejamos sobre algunas técnicas útiles para dejarlo feliz. Aquí te presentamos varias formas para hacer que tu amante jadee de la sorpresa y admiración.

Haz que se relaje

Claro, estás preocupado porque piensas que no eres lo suficiente para él y todavía tus experiencias no alcanzan el nivel que él tiene. Oye, no te preocupes. Ser un buen amante tiene menos que ver con la experiencia y más acerca de la calidad, para eso pídele que se relaje, no pases a la acción de forma inmediata, lo que debes hacer es jugar con su cuerpo, tocar si piel, hablarle al oído, hacer que él se derrita con todo lo previo, para que acumule las ganas y después de unos tantos minutos ir por el premio.

Los besos son esenciales

Aprovecha el momento de besar. Los hombres somos muy buenos con los besos, además disfrutamos de esos besos eternos, fuertes, con la lengua, con pocas pausas. Pero no solo eso, si tu boca de un momento a otro se mueve hacía su oreja y luego al cuello, te aseguramos que eso lo va a enloquecer. ¡Pruébalo!

Jugar con lo frío y lo caliente

Una taza de café y una bebida helada harán la magia. Toma un sorbo de cualquiera de las bebidas y luego presiona tus labios calientes o fríos en su muñeca (parte inferior). ¡Las venas cercanas a la piel no solo sirven para que los paramédicos comprueben si una persona sigue viva después de un accidente! Esta área es extremadamente receptiva al tacto, y al hacer esto con tus labios, activarás los nervios sensibles a la temperatura y la presión.

Dale un masaje… con tu lengua

Puedes pensar, “¿un masaje con lengua?” ¡Pero espera, no es lo que te imaginas! ¿Has intentado dar un masaje con la lengua en lugar de los dedos? Los masajes generalmente te relajan para dormir o desestresar, ¡pero NO ESTE! Cuando usas la lengua en su cuello en lugar de tus manos, eso hará que él se relaje y se vuelva loco.

 

Suaves mordiscos en lugares claves

Uno de los ejercicios previos que va a hacerlo explotar, tal vez no literalmente, pero tú sabes a que nos referimos. Al principio, se siente un poco raro para ambos, pero te aseguraos que la recompensa vale la pena. Los mordiscos suaves crean un placer leve si se realizan en los lugares adecuados, como lo son el cuello, las orejas, sus pezones o tetillas, los muslos y, el espacio entre el ombligo y la base del nepe* ¡ohhh!

¿Intentaste interrogarlo o hacerte pasar por otro hombre?

No hay nada mejor en el juego previo que las preguntas sexuales o los cambios de roles (nos referimos a actuar como otra persona). Quizás él desee que te hagas pasar por un prostituto y de esta forma ambos lleven una conversación caliente con base a preguntas picantes e insinuantes, o pregúntale que le gusta ver en películas de contenido adulto gay, y de esa forma te haces pasar por un actor sexual que necesita de él para llegar al placer máximo.