Portada Conociendo al novio de mi prima, me tuve que dejar follar por él
Relatos gay

Conociendo al novio de mi prima, me tuve que dejar follar por él

Estas navidades he estado pasando unos días en el pueblo con la familia. En la misma casa que nos juntamos mis padres, mi hermana mayor y su marido, mis tíos, mis dos primas, de 19 y 25 años, las cuales comparten siempre habitación.

Este año como novedad una de mis primas (la de 25 años) ha venido con su novio (33 años) y mis tíos que son algo antiguos decidieron que mejor que el chaval durmiera en mi habitación solo y mis primas juntas; el hecho de que haya una diferencia de 8 años entre ellos y que apenas lleven saliendo unos meses no tiene muy contentos a mis tío…

Así que al apuntarme a última hora me encontré con que tenia que compartir cama con un puretilla de 33 años… Un tipo alto, cerca del 1, 90 y rondando los 100 quilos, el típico culturista que ha dejado de machacarse a tope en el gym y que aunque mantiene bíceps y pectoral, ha echado tripa. Muy grande, pensé, para compartir mi cama los dos…

Cuando me hablaron de él pensé que me caería bien, porque también vive en Barcelona y por lo que me contaba mi prima teníamos amigos en común; pero al conocerlo me pareció algo chulito; me dio la impresión que me miraba de arriba a abajo, como examinándome…

En la primera noche, después de venir de tomar algo con los amigos del pueblo y pegarme una ducha entre en mi habitación solo con la toalla, había luz y me encontré con el novio de mi prima tumbado en la cama con el móvil. Vi que se me quedaba mirando fijamente:

(Yo, intentando romper el hielo): Hola, que tal? vaya putada tener que compartir cama, no? jeje

(Él): No esperaba que a mi edad no pudiera dormir con mi novia…

Mientras habla, yo me quito la toalla y quedo desnudo mientras busco y me pongo un pantalón que uso de pijama, sin quitarme ojo, veo que se acomoda el paquete y continua hablando.

(Él): Aunque visto lo visto, tampoco me quejaré. Por lo que me decía tu prima, creo que tenemos amigos en común. Y Albertito, por lo que me han contado tus tíos fliparían si supieran quien es su sobrinito.

(Yo, sonrio algo nervioso): No se que te habrán contado. Si lo dices por el tema de que soy bisexual, mi hermana y mi madre ya lo saben.

(Él): Pero dudo que tu padre y tus tíos lo sepan. Y tu madre y hermana sabrán que eres bisexual, pero no que eres algo zorrita, jeje. Creo que nos llevaremos bien.

(Yo): No se yo… Te veo algo chulito y que me llames zorrita, no se si es un buen comienzo para que nos llevemos bien.

(Él): Seria una pena que no nos lleváramos bien, porque podría escapárseme que te mola comer pollas.

(Yo): Me estas amenazando en mi propia habitación?

(Él): Mira, te diré cual es la situación, tengo 33 años y no voy a estar a pan y agua una semana entera por culpa de tus tíos… Más sabiendo que duermo con una zorrilla.

(Yo): Que te crees que te voy a comer la polla porque me amenaces?? Eres el novio de mi prima además…

(Él): Y pienso seguir siendo el novio de tu prima, a ti solo te quiero para aliviarme.

(Yo): Y si me niego a chuparte la polla?

Me enseña el móvil y da a reproducir un video en el que salgo en una discoteca jugando con varios tios pasar un hielo de boca en boca, donde me soban y besan y yo me presto a jugar.

(Él): Yo creo que tus colegas del pueblo no están preparados para ver al Alberto de Barcelona. Así que metete en la cama de una vez; tampoco es que te vaya estrenar, verdad? jeje
Me meto en la cama, algo sumiso y vencido por la situación (aunque una parte de mi aprecia que es una situación bastante morbosa).

(Yo): Esta bien, si quieres te hago una paja (veo que me mira serio) o te la chupo (digo rectificando)

(Él, sonriendo): No se porque hablas tanto de comerme la polla (dice mientras saca de la mesita un bote de lubricante), creo que me has mal entendido; yo lo que quiero hoy es follarme un culo, jeje. Aunque no te desanimes, tenemos una semana por delante, no descarto que acabes también con la boca llena.

(Continuara…)

4 Comentarios

Pincha aquí para comentar