Portada » Consejos para un afeitado perfecto
Cuidado personal

Consejos para un afeitado perfecto

 

Sea por necesidad, por comodidad, por moda o porque el trabajo lo demande, los más de los hombres debemos afeitarnos con cierta regularidad.

Aunque las barbas entran esporádicamente en las tendencias de la moda, conseguir un afeitado perfecto es de esas costumbres que todo hombre debe realizar.

¿Qué pautas podemos seguir para un afeitado perfecto?

  • No hay que afeitarse recién levantados. Sabemos que el ritmo que muchas veces nos impone la sociedad apenas y nos permite dormir. En el caso de que nos afeitemos todas las mañanas antes de salir de casa, hay que calcular bien los tiempos para que no tener que hacerlo al saltar de la cama.
  • Afeitado diario. Para no irritar nuestro rostro y para que la piel de la cara no sufra tanto, debemos evitar afeitarnos todos los días.
  • El afeitado perfecto. Utilizaremos los mejores productos, de calidad. La piel de la cara es sumamente delicada y necesita cuidados especiales.
  • Cuidado con el acné. Si se padece de esta molesta afección, hay que tener cuidados extraordinarios. Los dermatólogos recomiendan intercambiar las máquinas eléctricas con las hojillas convencionales para evaluar cual irrita menos.
  • Las cremas hidratantes. La mayoría de los productos para el “aftershave” están elaborados a base de alcohol, componente que reseca la ya maltratada piel. Por ello, los especialistas recomiendan usar cremas hidratantes o productos elaborados con Aloe Vera.
  • La utilidad del agua caliente. De esta forma conseguirás que los folículos del pelo se abran, por lo que al pasar la máquina encontrarás menos resistencia.
  • Seguridad de que las cuchillas están en buen estado. La mayoría de las marcas comerciales de cuchillas desechables prometen casi que “la vida eterna” para sus productos. No hay que prolongar demasiado el uso de las mismas.

Hay que recordar que nuestro rostro es la primera carta de presentación al mundo. Para causar una buena impresión en nuestro entorno laboral y personal, hay que conseguir un afeitado perfecto.