Portada Consejos para tratar la dermatitis de contacto
Salud

Consejos para tratar la dermatitis de contacto

El picor es el síntoma más común de la dermatitis de contacto, aunque puede tener reacciones generalizadas.
La dermatitis de contacto es una enfermedad cutánea inflamatoria producida por el contacto con sustancias de muy diversa naturaleza (detergentes y materiales alcalinos como jabones, suavizantes de telas, disolventes y otros químicos), que provoca que la piel se enrojezca.

Esta afección puede ser irritante o alérgica. Eduardo Fonseca, jefe de servicio de Dermatología en el Complejo Hospitalario Universitario de La Coruña, explica que, además, existen mecanismos como la fototoxicidad y la fotoalergia que, aparte del contacto de la sustancia con la piel, se necesita que haya exposición a la luz.

Sustancias que pueden provocar dermatitis

Según el Centro Médico de la Universidad de Maryland, los cementos, tintes para el cabello, la exposición prolongada a pañales húmedos, los plaguicidas o algunos champús también pueden desencadenar la dermatitis irritante. Otros alérgenos comunes son:

  • Adhesivos, como los utilizados para las pestañas o peluquines postizos.
  • Antibióticos como neomicina frotada sobre la superficie de la piel.
  • Bálsamo de Perú (utilizado en muchos productos personales y cosméticos, así como en muchos alimentos y bebidas).
  • Telas y prendas de vestir.
  • Fragancias en perfumes, cosméticos, jabones y cremas humectantes.
  • Esmalte de uñas, tintes para el cabello y soluciones para rizados permanentes.
  • Níquel y otros metales (se encuentra en joyas, correas de relojes, cremalleras metálicas, ganchos de sostenes, botones, navajas, estuches de lápiz labial y polvos compactos).
  • Hiedra, roble, zumaque y otras plantas venenosas.
  • Guantes o zapatos de caucho o látex.

Fonseca advierte que este tipo de dermatitis alérgicas habitualmente aparecen  o se desarrollan aunque nunca se hayan sufrido. “Suele ser preciso un periodo de exposición (contacto con la sustancia) prolongado para que se desarrolle una alergia por contacto. A veces, esta aparece tras muchos años de contactar con la sustancia”, aclara.

Síntomas

Los síntomas que pueden estar advirtiéndonos de  que una sustancia es irritante para nuestra piel son la aparición de lesiones eccematosas, que pueden ir acompañadas de ampollas o necrosis y picor. Además, el experto destaca que, aunque la mayoría de las veces las lesiones aparecen donde la sustancia contacta con la piel, puede haber reacciones generalizadas.

Desde la Universidad de Maryland advierten de que la misma persona que sufre esta dermatitis puede tener distintos síntomas con el tiempo, aunque la picazón de la piel en las áreas expuestas es un síntoma común y el sarpullido puede brotar entre 24 a 48 horas tras el contacto con la sustancia.

Sentirse caliente o sensible, supurar, drenar o formar costra, también pueden ser algunos síntomas de la dermatitis de contacto.

Tratamiento

Ante todo, para prevenirla, lo fundamental es suspender el contacto con la sustancia. “El proceso se soluciona en días o semanas, pero reaparece si vuelve a producirse el contacto. Para que las lesiones ya instauradas se resuelvan puede ser precisa medicación como corticoides tópicos o por vía sistémica o antihistamínicos orales”, apunta Fonseca.

La Universidad de Maryland aconseja lavar la piel con mucha agua para retirar los restos de a sustancia que hayan quedado en la piel. La aplicación de emolientes o humectantes también ayudan a mantener la piel húmeda y que se repare por sí misma.

El experto concluye que la gravedad dependerá de la intensidad y la extensión de las lesiones. Si no desaparecen, puede que no se haya identificado la sustancia que causa la afección. Para un buen diagnóstico, el UMM recomienda al paciente someterse a las pruebas de alergia con parches cutáneos (llamadas pruebas del parche) para determinar qué alérgeno está causando la reacción.

Prevención

Si su trabajo requiere estar expuesto a una sustancia que le podría estar provocando esta afección es recomendable seguir estos consejos:

  • Usar guantes de protección que no contengan látex.
  • Usar camisas de mangas largas.
  • Ventilar bien los ambientes.
  • Usar cremas protectoras o lociones limpiadoras para la piel.
  • Mantener una buena higiene personal.
  • Almacenar correctamente los productos químicos.
  • Usar toallas de papel desechables.