Portada Cosas que deberías de evitar en el sexo gay
Actualidad

Cosas que deberías de evitar en el sexo gay

Sexo gay

Sexo gay

¡NO HAGAS ESTO! Te contamos cuáles son las 10 cosas que tienes que evitar en el SEXO GAY. ¿Has caído en alguna?

Nadie nace sabiendo hacerlo todo bien, pero para eso están las experiencias y los consejos de los demás, para evitar que caigamos en los mismos errores. A veces es necesario que todos tropecemos en las mismas piedras para levantarnos y aprender, pero en esta ocasión hay ciertas cosas que no necesitas experimentar para saber que no deberías haberlas hecho. Sí, una vez más hablamos de sexo gay y esta vez no vamos a darte consejos para hacerlo mejor o disfrutarlo más, sino decirte todo lo que no debes hacer bajo ningún concepto. Hoy en CromosomaX te explicamos cuáles son las 10 cosas que debes evitar en el sexo gay.

¿Qué cosas hay que evitar en el sexo gay? Puede que lagunas te parezcan obvias y evidentes, pero nunca está de más aclarar ciertos puntos para que nadie tenga ninguna duda sobre qué sí hacer y qué no hacer. Hay algunos detalles que pueden llegar a arruinar esos momentos de intimidad y excitación, provocando que se os corte el rollo. Más vale prevenir que luego lamentar. Vamos allá.

Cómo hacerte una lavativa para un sexo anal y quedarte perfecto para la acción

Las prisas

¿Por qué tanta rapidez a la hora de ponerte manos a la obra? Somos conscientes de que la pasión y el desenfreno a veces pueden hacer que (nos) corramos antes de la cuenta, o que hay circunstancias en las que un polvo o un desahogo rápido vienen muy bien. Pero eso no significa que siempre tenga que ser así. La rapidez es mala consejera del sexo gay, así que no te apresures o seas impaciente. Tienes que dejar que todo fluya de manera espontánea y natural, no fuerces nada porque podría convertirse en algo incómodo. Olvídate del tiempo, disfruta el momento y deja a un lado las presiones y las prisas.

La palabra equivocada

Hace poco te contábamos los secretos de decir guarradas en el sexo gay, pero hay que ir con pies de plomo porque decir la palabra errónea puede arruinar la relación. Preocúpate por el otro, pregúntale si le gusta lo que dices o lo que dejas de decir y hazle sentir cómodo. Porque si dices algo que no procede la incomodidad puede llevar a que la excitación desaparezca por completo. ¡Ten cuidado! Y ni qué decir tiene que tengas cuidado a la hora de utilizar los nombres propios. Seguro que recuerdas lo que pasó con Ross y Emily en ‘Friends’, ¿verdad? Decir el nombre de otra persona mientras tienes sexo gay porque te traicione el subconsciente es de lo peor que puedes hacer.

Nueva canción de artista gay del K-pop es brillante

Pasarse con las exigencias

Ya te hemos comentado que todo tiene que fluir de manera natural, pero eso tampoco quiere decir que no puedas pedir al otro que te haga o que te deje hacer algunas cosas. La comunicación también importa en el sexo gay para complacer a las dos partes. Eso sí, no puedes estar siempre pidiendo más y más de manera egoísta. Si entras en modo exigente todo el rato y no compartes las sensaciones de placer… mal vamos.

Forzar el sexo oral

Una vez más insistimo: deja que todo fluya de manera natural y cuidado con las presiones. Hay quienes que creen que forzar el sexo oral es excitante, pero no lo es. Forzar a tu pareja a que se trague tu pene hasta la campanilla para asfixiarle, salvo que te diga explícitamente que es algo que le encanta, no le va a gustar.

¡10 consejos para atraer a los hombres como un imán!

Olvidarse de los preliminares

El sexo gay necesita su tiempo y su espacio y, sobre todo, sus preliminares. Si te olvidas de los preámbulos y vas directo al tema puede que el otro no esté tan excitado como tú y haber acelerado las cosas desembocará en fracaso. Vigila los tiempos.

Ser un torpe

Todos hemos sido torpes alguna vez en el sexo gay, por millones de circunstancias que pueden llegar a suceder de una forma espontánea. Generalmente nuestra torpeza será involuntaria, pero aprende de tus torpezas y no tropieces dos veces en la misma piedra. Esa piedra puede ser una posición incómoda, algún golpe, dejarte los calcetines puestos o no tener cuidado con tus dientes, entre muchísimas otras. Sé cuidadoso y que tus torpezas no lo estropeen todo.

Estas son las posturas del sexo anal que debes de conocer y practicar

Reírse

El sexo gay está para pasarlo bien y disfrutar, pero reírse durante el mismo es algo que tiende a ser malinterpretado. ¿Por qué se está riendo de mí? Puede dar lugar a situaciones muy incómodas o embarazosas, haciendo que el otro piense que está haciendo algo mal o se están burlando de él. Otro tema es que tengas muchas cosquillas. Déjalo claro para que no piense que te ríes de él.

Humillar al otro

Ya no hablamos de reírnos, sino de humillar al otro: nunca debes reírte del tamaño de un pene o de que al otro se le escape un pequeño gas. No olvides que todos somos seres humanos y sé comprensivo, no cruel.

Y duran y duran y duran…

Habrá quien presuma de tener polvos que duran horas, pero que el sexo gay dure mucho no significa siempre que sea mejor. Alargar las cosas hasta el hastío es contraproducente, no fuerces las cosas para que duren más.

Dicen que se le marca “tremenda cosa” en el pantalón de Nick Jonas

Las posturas imposibles

Si ves mucho porno gay quizás quieras probar ciertas posturas que puede que queden muy bien en el cine para adultos homosexuales, pero a la hora de la verdad no funcionan tan bien. Si pruebas una posición incómodo y no funciona, no pasa nada, pero no te empeñes en hacer imposibles.

Tom Daley te da trucos de 6 minutos para ser un chico sexy

Mercedes-Benz