Portada ¿Cuáles son los problemas de tipo mental que mas tenemos los gays?
Actualidad Interesante y Curioso Psicologia Salud Salud Hombres

¿Cuáles son los problemas de tipo mental que mas tenemos los gays?

Problemas mentales gays

Problemas mentales gays

¿Cuáles son los PROBLEMAS MENTALES más comunes en la comunidad GAY?

No hace tantos años la homosexualidad era considerada una enfermedad mental. Por suerte, la sociedad ha avanzado y ser gay ya se considera una enfermedad en la mayor parte de los países civilizados, aunque aún queda mucho camino por andar para erradicar la homofobia del planeta. Lo que sí es cierto es que el colectivo gay es más propenso a sufrir cierto tipo de enfermedades mentales, principalmente debido a su condición de marginación y a los problemas de aceptación de la homosexualidad en muchos lugares o ambientes. Por eso queremos tratar hoy este tema en CromosomaX: después de haber hablado de algunos de los problemas médicos más comunes en la comunidad gay, nos centramos en los problemas médicos que afectan a la mente. ¿Cuáles son los problemas mentales más comunes en la comunidad gay?

Barrett Pall

Los problemas médicos ya los conoces, pero los problemas mentales más frecuentes en la comunidad gay puede que no los hayas sufrido y visto de cerca. Veámoslos:

La depresión y la ansiedad

Las personas homosexuales, bisexuales o transexuales corren un riesgo mucho mayor de padecer depresión o trastornos como la ansiedad. Está demostrado con cifras y numerosos estudios. Habrás visto mil y una veces que la tasa de intentos de suicidio de los jóvenes LGBT es muchísimo más alta que la de los jóvenes en general.

¿Por qué los gays sufren depresión y / o ansiedad? Algunas de las causas de estos problemas mentales que se suelen identificar de manera fácil son la discriminación, la homofobia, la marginación por parte de la sociedad, los abusos, la violencia homófoba o el rechazo por parte de seres queridos, como familiares o amigos. En determinados círculos salir del armario y recibir apoyo de tu entorno es sumamente difícil y no todo el mundo lo tiene fácil a la hora de enfrentarse al mundo siendo una persona homosexual.

20 prendas del armario de Cristiano que puedes tener en el tuyo

La depresión es una enfermedad como otra cualquiera y como tal necesita ser tratada. Si no se trata la depresión puede derivar en todo tipo de problemas, ya no solo problemas emocionales o problemas de conducta, sino también serios problemas de salud física. Si crees que tienes depresión o problemas de ansiedad, no dudes y consúltaselo a tu médico de cabecera o busca la ayuda de un profesional de la salud mental. Puede que seas un tanto reacio a reconocer que tienes un problema de este tipo, pero si es así cuenta con alguien de tu confianza, ya sea un amigo, un familiar o un ser querido. Hablar de cómo te sientes podría ser el primer paso a dar para llegar a recibir tratamiento e intentar curarte.

Nacho Fernández

Problemas de imagen

También está demostrado que los hombres homosexuales sufren muchos más problemas relacionados con la imagen de su cuerpo, quizás por el exagerado valor que se le da al físico y a la imagen en el mundo gay, alimentado por los cánones de belleza imposibles que establece la sociedad. Por suerte en los últimos años mucha gente se está dando cuenta de que lo que la publicidad o los famosos nos venden son imágenes imposibles o cuerpos con retoques fotográficos casi extremos, y empiezan a reivindicarse la naturalidad, los fofisanos, el cuidarse sin obsesionarse o el que ciertas famosas posen sin maquillaje.

Este es el mejor armario de verano que tendrás en toda tu vida

Los gays a veces tratamos de alcanzar un ideal de belleza inalcanzable y consideramos que nuestros cuerpos tienen que ser absolutamente perfectos para tener sexo o encontrar el amor. Estas dinámicas tan tóxicas pueden derivar en insatisfacción y problemas con la imagen corporal: la dismorfia o los trastornos de la alimentación, como la anorexia o la bulimia nerviosa.

Una vez más, si sientes que tienes problemas con tu imagen corporal o sufres algún trastorno de la alimentación o similares, busca ayuda médica y contacta con profesionales de la salud mental. Pide ayuda a un ser querido si te ayuda a hacer más llevadero ese primer contacto médico para cuidar tu salud mental.

Guía Gay

Adicciones

Desgraciadamente, en la comunidad gay abunda el consumo de drogas y esto puede ocasionar problemas de adicción a las drogas, al alcohol o a otras sustancias de este estilo. Son muchos gays los que se refugian en las drogas o el alcohol para lidiar con el estrés de salir del armario, el ocultar su orientación sexual, la depresión, la ansiedad, la discriminaión, traumas por violencia homófoba, acoso o hasta daños autoinflingidos.

Cuántas mochilas necesita un hombre de verdad en 2018

De nuevo te repetimos que si tienes algún problema con el abuso de sustancias y adicciones puedes pedir ayuda a tu médico, en centros de salud mental y también en organizaciones LGBT.

Salud gay

Relaciones abusivas y violencia doméstica

No se habla tanto de este tema, pero entre hombres gays también existe la violencia doméstica, desgraciadamente. Cualquier persona que tenga una relación íntima o de pareja puede verse afectada por la violencia doméstica o verse inmerso en una relación abusiva y tóxica. A veces cuesta identificarla cuando uno está dentro de la relación. ¿Cómo saberlo? Por ejemplo, si la otra persona te amenaza con hacer pública tu orientación sexual y sacarte del armario delante de tus familiares, amigos, compañeros de trabajo… o si te dice que la violencia es algo normal entre hombres, porque los hombres son violentos de manera natural. Recuérdalo: la violencia nunca es lo natural en una relación.

Así es como se hacen buenos contactos, según la Universidad de Harvard

Una relación de este tipo puede llevarte a sufrir ansiedad o depresión. La única forma de romper el ciclo de la violencia doméstica es actuar y no esperar a que las cosas empeoren. Si la sufres, habla con alguien de esos abusos y pide ayuda. También existen líneas directas de violencia doméstica a las que puedes acudir.

No tengas miedo a enfrentarte a tus problemas o superemos ya el estigma de las enfermedades mentales. Cuídate.