Portada Cuántos americanos creen que el sexo gay es un crimen?
Actualidad

Cuántos americanos creen que el sexo gay es un crimen?

¿Cuántos americanos creen que el SEXO GAY es DELITO?

¿Considerarías el sexo gay como un delito? Obviamente no, pero hay mucha gente que aún lo cree. Ojo, que estamos en 2017 y que esta pregunta aún se haga dice mucho de nosotros. Pero también hoy en día los derechos de las mujeres parece que están superados e igualados con los de los hombres y la realidad no puede estar más lejos de esa afirmación.

Una empresa de encuestas norteamericana lleva desde los años 70 monitorizando lo que piensan los americanos sobre la homosexualidad y sobre sí debería ser ilegal mantener sexo con personas del mismo género. Ojo, hablamos de un país en el que ya todo el mundo puede casarse libremente, así que estamos preguntando si esas personas que ya se pueden casar no deben tener sexo nunca (o ir a la cárcel si lo hacen).

Los gráficos, por suerte, hablan por sí solos:

Es curioso ver las fluctuaciones en las opiniones de la gente. Hace 30 años, las opiniones eran 50%/50% pero a mediados, finales de los 80, eso cambió completamente. La llegada del SIDA a las vidas de muchísimas personas y el estigma que soltó en la comunidad LGBT aumentó el número de personas que, por desconocimiento o puramente por odio, decidieron opinar que sí, que la homosexualidad debería ser ilegal. Quizá pensaban que así se librarían de la epidemia que ha afectado a muchísimos países y personas de todas las orientaciones sexuales.

En 2005, sí, no hace tanto tiempo, un político norteamericano tuvo las santas narices de soltar que “sí, la conducta homosexual debería ser ilegal” y quedarse tan ancho. Esas opiniones afectaron tanto a la sociedad, ya que se trataba de un miembro del senado, que en ese año la encuesta, por primera vez en años, superó el no al sí. Es decir, que ganaban los que querían ilegalizar la homosexualidad.

Por suerte, la evolución desde entonces fue abismal. Hemos educado a la sociedad en la tolerancia, el respeto y la libertad de ser como sientes que eres sin tener miedo a lo que digan. Y las cifras de 2017 son aplastantes y es para estar muy orgulloso. Eso sí, queda aún mucho por luchar.

Mercedes-Benz