Portada David Montenegro rellena con su rabo gigante la boca y el culo de Ehrick Ortega
Relatos gay Relatos Gay pornográficos

David Montenegro rellena con su rabo gigante la boca y el culo de Ehrick Ortega

Rabo gigante

Rabo gigante

Yo no me pierdo ni una de estos dos y ahora encima juntos. Ehrick Ortega me conquistó nada más verle, una cara guapa con ojazos me puede, encima el tio come polla como los ángeles y ver su carita de chaval picarón y una mezcla de buenecito teniendo enfrente el pedazo rabo descomunal de David Montenegro, una de las pollas más gordas y largas del porno gay, dispuesto a comérsela, me la pone realmente dura.

Tras un encuentro en el parque, los dos se van juntitos a casa, David coge un vaso de agua, se apoya contra la encimera de la cocina y en unos segundos tiene a Ehrick sobándole la polla por encima de los pantalones, agachándose, sacándosela por fuera y rellenándose la boca con un pollón monumental, más duro imposible y empinado hacia arriba, mirando directo a la boquita del chaval, esperando que el calorcito de los labios y la lengua húmeda lo atrapen desde el capullo y bajen por el tronco con ese cosquilleo delicioso de una buena mamada.

A Ehrick le sobra polla por todas partes, no le cabe ni la mitad e intenta pajearla de vez en cuando con una mano mientras no para de comer, que un rabo así no se encuentra todos los días. Sostiene con la lengua el peso de la polla y se la repasa desde los huevos hasta llegar al cipote, se la vuelve a meter hasta donde le cabe, hasta que el capullo le hace tope con la garganta y David le agarra con suavidad la cabeza por detrás acariciándole el pelo rapadito, dejando que el tio le meta un cabezazo tras otro.

No se despega de ella ni cuando se van al salón, la boca de Ehrick y ese rabo enorme parece que estén unidos con imán, encima no para de crecer. Alucinante cuando David se sienta, lo de este tio es increíble, es tan delgadito que ver el contraste de ese pollón descomunal contra su cuerpo parace de ciencia ficción y de otro planeta. Ehrick se la ensaliva y se la exprime todo lo que puede para sacarle el jugo hasta quedarse él la cara roja de tanto comer y hasta dejar roja la polla de ponérsela tan dura. Todavía no lo sabe, pero le está cargando bien los huevos y le va a dejar fino.

Hay pollas que merecen un buen tributo y Ehrick sabe apreciar un buen rabo, así que se lo come desde todos los ángulos posibles hasta acabar arrodillado frente a esa porra chorreando con las vistas, la coge y la atrae toda dura hacia su boca, se la come, la deja caer hacia un lado admirando la longitud y el tamaño. Se rellena la boca y saborea haciéndole una mamada de tornillo mientras entrecierra los ojos. Lo que debe estar sintiendo con todo eso dentro debe ser inimaginable. No sé si el chaval estará preparado para que le metan el rabo más grande que le han metido hasta ahora delante de las cámaras, pero ver como lo penetra el culo va a ser genial.

David Montenegro despliega todo su potencial, abre las piernas, se encaja el culito de Ehrick entre ellas y se lo folla mantenienedo casi toda la polla bien dentro. Ehrick se pone rojo y tenso, gime como un cabrón y con la cabeza reniega como diciendo “hostias qué polla”. Le debe estar rebañando por dentro hasta el punto G, el J y el más allá. El tio demuestra que tiene un culo amoldable a tope, si le cabe de este tamaño, creo que ya está preparado para la de Tim Kruger también (sería genial eh?). Hasta se atreve a dominar la situación y se cabalga a David de frente y de espaldas. Atentos a la imagen de Ehrick de frente, cuando se deja de coger el rabo, anda que el tio no la tiene grande ni nada, cae ahí pesadita incluso flácida meneándose con la follada y de fondo y bien cerquita el otro pollón atravesándole el culo, es la puta hostia esa parte. Esperando con ganas el día en que decida metérsela a otro tio, lo va a flipar y lo vamos a flipar.

Lo de David es para no parar de mirarle, tiene entre las piernas una auténtica taladradora de culos, es increíble cómo es capaz de rellenarle el agujero por completo, cada vez que la mete y la saca contrae y expande los pliegues del culo de Ehrick como una goma estirándose. Seguro que no sería el único que haría fila esperando que terminase de follar para sentarme encima de ese rabo y sentir lo que Ehrick está sintiendo. Mientras David mantiene la polla tiesa como un canto, Ehrick le mete un pajeo flipante con el culo, ya le entra eso como la seda. David le pone de lado y emplea la potencia de sus piernazas para atacar y embestirle a pollazos.

En posición de 69, David acerca su rabo a la cara de Ehrick mientras se lo pajea. De un lefazo le cruza la cara y la boca, con el semen por un lado chorreándole por la comisura de los labios y por el otro caldoso y blanquito acumulándose entre su nariz y su moflete. Según va soltando más leche, la acumulación hace que el reguero le llegue a los ojos y las cejas hasta dejarle empapado y las últimas lechadas le caen en la frente y por toda la jeta dejándole bien guapo. Con toda la lefa encima de la cara, Ehrick se mete un viaje y se salpica su barriga con sus propias proteínas. Lo que nos gustan los lefazos en toda la cara, qué arte!!

Rabo gigante

 

Revista Zero