Portada Denuncian abusos tras operativo en zona de bares LGBT del Centro Histórico
Noticias diarias

Denuncian abusos tras operativo en zona de bares LGBT del Centro Histórico

Acompañados del diputado local de morena por el distrito XII de la Ciudad de México, José Alfonso Suárez del Real, un grupo de empresarios y dueños de bares ubicados en el Centro Histórico de la ciudad denunciaron abusos de autoridad y clausuras injustificadas realizadas a través del denominado Operativo Ciclón, un proyecto de seguridad pública impulsado por el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, a quien los empresarios calificaron como autoritario.

Los bares que se vieron afectados se encuentran en la calle República de Cuba, específicamente en la zona aledaña al callejón 57, un área en la que se encuentran mayormente bares dirigidos a la población LGBT.

De acuerdo con los locatarios, el pasado jueves elementos armados de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México rodearon la zona y visitaron cada uno de los bares argumentando que realizarían una revisión; no obstante, no contaban con orden de cateo emitida por un juez.

También señalaron que al mismo tiempo recibieron la visita de representantes de otras instancias, como del Instituto de Verificación Administrativa de la Ciudad de México, la Secretaría de Seguridad Pública y de la Secretaría del Medio Ambiente. Al verse rebasados y por no contar con personal suficiente para atenderlos, las instancias decidieron clausurar los bares argumentando que se estaban negando a atenderlos.

“Me parece que al jefe de Gobierno le entró el síndrome Godzilla, y por tal motivo manda un operativo monstruoso en contra de empresarios que le están apostando a una nueva relación de convivencia con los vecinos residentes. Ni para atrapar al Chapo, nada más faltó que llegara de la DEA, FBI o la Interpol”, señaló el diputado local José Alfonso Suárez del Real.

Además agregó: “En un acto de autoritarismo, las autoridades violentaron totalmente los derechos del verificado, determinaron cerrar estos establecimientos para vengarse del hecho de que estén construyendo una nueva forma de relación con la comunidad. Esto representa un agravio constitucional.

De acuerdo con el legislador y con los locatarios, su situación se trataba de una simple verificación administrativa, pero el gobierno de Mancera decidió emprender un fuerte operativo policiaco con 563 elementos y 93 unidades para simplemente supervisar 10 establecimientos mercantiles y revisar su documentación.

Los afectados señalaron que con el cierre de los bares se está afectando la fuente de más de 400 empleos directos y otros cientos de empleos indirectos. Por tal motivo exigieron al jefe de Gobierno establecer una reunión con ellos para solucionar el asunto y para que él expliqué cuál fue el objetivo de desplegar un operativo tan grande.

Los locales clausurados fueron Excelencia, Cenit, Viena, Escena, Agavus, La Nueva Oficina, Las Pecosas, Oasis y Ruta 57.

Imagen tomada de Notimundo.

-----