Portada Diez terrazas de Madrid que no te puedes perder este verano
LifeStyle

Diez terrazas de Madrid que no te puedes perder este verano

Te deleitamos con esta selección de azoteas para explorar la capital ahora que se acerca la temporada estival. Vistas tan espectaculares como su oferta culinaria y de bebidas.

1. Ático 11

La azotea del hotel Iberostar Las Letras comparece otra vez como un ave de verano en la caliente geografía del ocio de la capital. Ecos de buhardilla y verbena elegante, madera de teca, vegetación y un espacio cómplice para disfrutar de sus tapas, muy cuidadas. Un enclave que parece trasladarnos a lugares de veraneo: playa (calamarcitos fritos o mejillones con patatas fritas) montaña (tartar de buey o cecina) o el propio Madrid (hamburguesa de ternera de la sierra  de Madrid con queso manchego y tomate seco). A esta apuesta por la gastronomía se sumará la propuesta –en el verano– del “kiosco de playa” con su granizado de limón y frutos rojos y una selección de helados de cucurucho. Sillas y taburetes azules, toldos rayados, macetas con flores, luces bajas y bombillas. El chill out bohemio que quiere comer bien y beber mejor.

Gran Vía, 11.

2. Florida Retiro

Un oasis dentro de un oasis. Entre las copas de los árboles, y sobre el techo del restaurante El Pabellón, en el Parque del Retiro se encuentra esta sugerente terraza desde la que observar con otros ojos el cielo de Madrid y sus atardeceres. Además de su estupendo emplazamiento, cuenta con una interesante oferta gastronómica basada en platos fríos (tartares, ceviches, sashimis…), ensaladas, jamón o gazpacho verde. Perfecta para el aperitivo o el cóctel, cuenta además con una gran variedad de vinos frescos, con amplias referencias internacionales, champagnes y sakes.

Parque del Retiro. Paseo República de Panamá, 1.

3. La Terraza del Thyssen

En los jardines del Museo Thyssen se encuentra este atractivo espacio de aires vanguardistas escalonado en tres alturas, pensado para acoger una serie de conciertos a lo largo de los meses de junio, julio y agosto (los denominados “Apetitivos del Thyssen”) programados siempre teniendo en cuenta referencias del jazz. A la atmósfera artística y la oferta musical se une una propuesta gastronómica informal y variada en horario ininterrumpido de lunes a domingo. Además hay destilados premium y smoothies. Un techo abatible que nos pone a resguardo del sol y tres zonas para todos los gustos: mesas, taburetes altos o la más íntima de sillones en el velador.

Paseo del Prado, 8.

4. The Hat

Un rincón (no tan) secreto en el rooftop de un Hostel del centro de Madrid, en el que además de beber (cócteles, vinos o cerveza) podemos disfrutar de una breve carta de temporada (milhojas de ventresca, pollo al chino mandarino, papelón de ibéricos…), hasta diez opciones para que los hambrientos conjuguen el ocio con la gastronomía a cielo abierto. Además, el espacio ha apostado especialmente por un diseño sostenible. Ya lo sabes, si te extravías en las inmediaciones de la Plaza Mayor, en The Hat puedes saludar el atardecer sobre los castizos tejados los Austrias.

Imperial, 9.

5. Ikebana

Pocas postales tan madrileñísimas como la Puerta de Alcalá. Junto a ella se ubica esta terraza que ha alcanzado el rango de clásico. Siempre animada y cosmopolita, la terraza de Ramses está diseñada por el diseñador Philippe Starck y ofrece además una propuesta gastronómica caracterizada por la fusión japonesa-mediterránea, donde tienen cabida el sushi y el jamón. Un enclave urbano agradable propicio para el brunch durante los fines de semana, el aperitivo del after work o el trago nocturno amenizado por sesiones de DJ.

Plaza de la Independencia, 4.

6. Sky Moncloa

Su orientación al oeste hace que se la conozca también como Terraza de Poniente. Perteneciente al hotel Exe, ofrece unas espectaculares vistas de los atardeceres de Madrid. Su panorámica con la Sierra de Guadarrama al fondo constituye un raro oasis desde el que se divisa también el edificio del Ejército del Aire y el faro de Moncloa. Cócteles, platos fríos y piscina. No querrás que se haga de día.

Arcipreste de Hita, 10.

7. Azotea del Círculo

El edificio centenario del Círculo alberga en su azotea un espacio único que aúna cultura y gastronomía en una ubicación inmejorable. Vistas de Madrid en 360º sin paragón, auspiciadas por la icónica estatua en bronce de Minerva obra de Juan Luis Vassallo y en lo alto de un edificio histórico de excepcional belleza (compensa pagar el precio del ticket para acceder). Los foodies tienen además la opción de disfrutar de Tartan Roof, un espacio pop-up al frente del cual está el chef Javier Muñoz-Calero y que este verano se consagra a clásicos de tabernas castizas. En este caso se puede decir con toda propiedad que, de Madrid, al cielo.

Alcalá, 42.

8. The Principal Madrid Hotel

Se trata de la nueva terraza del hotel The Principal Madrid. La encrucijada entre castiza y cosmopolita de los edificios Metrópolis y Grassy que Antonio López inmortalizó en sus cuadros, y frente al Círculo de Bellas Artes, es el paisaje de fondo para esta terraza imprescindible. Elegante isla urbana en lo alto que permite disfrutar de un dry Martini clásico o del inevitable gin tonic, junto a otras opciones más rompedoras. También opciones para picar. Vistas excepcionales a un Madrid icónico y puestas de sol espectaculares.

Marqués de Valdeiglesias, 1.

Urban

A tiro de piedra de la Puerta del Sol, la terraza del Urban mantiene el encanto que la hizo pionera en el panorama de terrazas cool. Atmósfera chill out y más tranquilidad que en otros espacios análogos, dadas sus dimensiones, y con un punto sofisticado propio del lujo del hotel al que pertenece. Taburetes y sofás de diseño, sus vistas a los tejados del Madrid de los Austrias y de los Borbones son un deleite que se une al de sus cócteles y combinados. Ya la propia ascensión hasta la terraza en los ascensores panorámicos es un pequeño placer. Si uno encuentra sitio en sus tumbonas estará muy cerca de tocar el cielo.

Carrera de San Jerónimo, 34.

10. Terraza Cibeles

El Palacio de Comunicaciones, antigua sede de Correos y hoy del Ayuntamiento de Madrid, alberga en su sexta planta un espacio con una de las visiones más espectaculares del skyline madrileño. Se estructura en dos espacios: una terraza restaurante con una cocina de corte clásico pero puesta al día de la mano del chef Adolfo Muñoz y un cocktail bar donde disfrutar de copas y aperitivos. Si no tienes bastante, tienes la opción de subir a su mirador, en la planta superior, por una cantidad suplementaria.

Plaza de Cibeles, 1.

Mercedes-Benz