Portada Dos miembros de la banda Rammstein se besan en Rusia para protestar contra las leyes anti-LGBT del país
Actualidad Música

Dos miembros de la banda Rammstein se besan en Rusia para protestar contra las leyes anti-LGBT del país

Los guitarristas del grupo, Paul Landers y Richard Kruspe, se fundieron en un beso durante su concierto en Moscú

Redacción – La situación del colectivo LGBT en Rusia no es precisamente idílica. La homosexualidad en el país ha sufrido las consecuencias de la visión más conservadora, y ha sido perseguida con dureza, a pesar de la legalización de las relaciones homosexuales entre adultos en 1993 (previa presión del Consejo de Europa). La homosexualidad es legal, pero los miembros del colectivo no cuentan con ningún tipo de derecho o ley al respecto. No solo eso, sino que además suelen contar con bastante hostilidad y rechazo a nivel social, produciéndose situaciones de acoso y violencia. A partir de 2013, algunas regiones rusas se han regido además por las leyes contra la propaganda homosexual, que condenan los actos del colectivo con sanciones administrativas y multas de todo tipo (básicamente, condenan toda expresión pública de la homosexualidad y niegan que sean igual que los heterosexuales), a pesar de las advertencias del Tribunal de los Derechos Humanos. Desde entonces, se han formado grupos que se dedican a buscar, agredir e incluso asesinar homosexuales y que actúan a modo de “juego”, aumentando la violencia homófoba en el país.

Numerosas voces se han alzado a nivel internacional para condenar la situación que vive el colectivo LGBT en Rusia, pero el número de víctimas sigue creciendo y viéndose sometidas al acoso, las torturas e incluso el asesinato. Amnistía Internacional (AI) se ha manifestado en diversas ocasiones pidiendo una respuesta internacional ante lo que se denominan ya “crímenes de horror”. Famosos en todo el mundo han dado su espalda al país, negándose a actuar o a presentar nuevos proyectos por la situación que allí se vive. Por ejemplo, el cantante Elton John le escribió una carta al propio Vladimir Putin criticando al presidente tras el estreno de Rocketman hace unos meses, y que había sido objeto de la censura al considerar una parte “propaganda homosexual”.

Los últimos que han decidido desafiar al gobierno ruso han sido los miembros de la banda de rock Rammstein, que aprovecharon un momento de su concierto en Moscú para dejar clara su postura ante las leyes anti-LGBT del país. Lo hicieron los guitarristas Paul Landers y Richard Kruspe, que no dudaron en besarse en mitad de la actuación de su canción, Ausländer.

La protesta directa contra las leyes LGBT del país no ha pasado desapercibida, y ya hay quien condena a la banda alemana por su “osadía” en territorio ruso, sobre todo teniendo en cuenta que las polémicas leyes anti-propaganda también se aplican a ciudadanos extranjeros, aunque estén de paso. Aunque no se ha confirmado si los miembros de la banda van a sufrir algún tipo de consecuencia, la crispación está a la orden del día, ya que el beso de Rammstein llega apenas un mes del asesinato de la activista LGBT **Yelena Grigoryeva. De momento, el grupo se ha pronunciado a través de Instagram con un simple mensaje de amor para sus fans en el país.

Rammstein

No es la primera vez que la banda muestra su apoyo público a la causa LGBT. Hace poco, durante un concierto en Polonia, el líder de la banda, Till Lindemann apareció agitando una bandera del Orgullo. Veremos a ver en qué queda la situación, porque la banda tiene programado dar un concierto en San Petersburgo el próximo 2 de agosto.

loading...