Portada El 40% de los universitarios heterosexuales reconocen haber besado a otro hombre
Actualidad

El 40% de los universitarios heterosexuales reconocen haber besado a otro hombre

universitarios-curiosos-heteros

HETEROS CURIOSOS

Volvemos hoy en Revista Zero a ese extraño universo de los heteros curiosos. ¿Todo el mundo es heterosexual hasta que se demuestre lo contrario? Pues aquí tenemos otro de esos fantásticos estudios de lo más útiles para el progreso de la humanidad. Se trata de un estudio que ha llegado a una fantástica conclusión que te va a encantar: el 40% de los universitarios heterosexuales reconocen haber besado a otro hombre. Vamos, que según esto podríamos concluir que casi la mitad de los universitarios han dado rienda suelta a su curiosidad y se han comido la boca con algún compañero de clase, de piso o de residencia. Pero no es exactamente así.

¿Cuáles fueron los resultados? El 40% de los participantes reconocieron haber besado a otro hombre en la mejilla. ¿En plan romántico o cariñoso? Y un 10% reconocieron haber besado a otro hombre en los labios. No creemos que sean besos entre colegas, pero quién sabe qué dirán para justificar sus actos sin ver amenazada su heterosexualidad y ocultando su homosexualidad latente. Otros datos interesantes que arroja este estudio es que las probabilidad de besos entre heteros aumentaban entre los universitarios que participaban en deportes de equipo o los que eran miembros de alguna fraternidad o hermandad. Por supuesto, el consumo de alcohol también afectaba a la probabilidad de besar a otro hombre: “algunos de los chicos en la hermandad son conocidos por besarse cuando se emborrachan, se ha vuelto algo bastante normal ahora. Todos sabemos quiénes son”, decía uno de los participantes en el estudio.

El estudio también revela que entre estos supuestos heteros que dan besitos a otros heteros abundan los que tienen una actitud favorable hacia el colectivo gay. ¡Como para no tenerla! Algunos de ellos dicen que no consideraban sus besos de tipo sexual o erótico, con testimonios como “beso a mi amigo porque le quiero. No me siento atraído a él de esa forma, pero sí le quiero”. Amor universitario entre colegas. Otro dice “considero que es algo íntimo, algo que solo haría con alguien importante para mí. Esto cruza límites que no tienen nada que ver con ser gay. Ni siquiera lo haría con una amiga porque sería raro”.

Pues ya ver que los besos entre hombres universitarios están a la orden del día en Estados Unidos, sin que eso signifique que estos hombres dejen de ser heterosexuales. ¿Quién no se ha comido la boca con un amigo hetero e intercambiado algún fluido corporal? En estudios anteriores del mismo estilo realizados en Reino Unido o Australia se hablaba de que los besos entre hombres heteros han llegado a nuestra cultura gracias a la disminución de la homofobia en la sociedad contemporánea, la cual ha permitido que los besos entre hombres se produzcan sin censura ni vergüenza. ¿Terminarán todos los universitarios siendo de sexualidad fluida para alegría de todos y de todas?

Mercedes-Benz