Portada ¿EL ENTRENADOR DE MI GIMNASIO QUIERE ALGO CONMIGO?
Relatos gay

¿EL ENTRENADOR DE MI GIMNASIO QUIERE ALGO CONMIGO?

Hola quisiera compartir mi historia, recibir vuestros consejos. Soy un chico normal físicamente, tengo 25 años y me encanta ir al gym junto con mi mejor amiga.

En un principio todo el mundo en el gym creía que ella era mi novia ya que nos cogemos de la mano e incluso discutimos como novios, pero poco a poco fueron pasando cosas que dejaba claro que no lo éramos.

Un día, realizando nuestra rutina, vimos a Andrés un entrenador y preparador físico más o menos de mi edad con un cuerpazo (aunque su rostro no es muy agraciado) que nos quedamos los dos (mi amiga y yo) atónitos, yo más chorreando la baba.

La cuestión es que ella al ver que me encantaba me propuso ir a sus clases. Yo accedí con un poco de ilusión pero era consciente de que era el típico chico hetero y que está en un entorno un poco machista. Fuimos a su clase y desde el primer momento conmigo expresaba más amabilidad, estaba más atento conmigo, y en por los espejos me miraba, no hice mucho caso de esto.

Días después entablamos una conversación él, mi amiga y yo y al parecer le daba más importancia a lo que yo le decía, y así una tras de otra, siempre me pone más atención a lo que pueda decir. El tío se dio cuenta que yo me ponía algo nervioso y empezó a ser más evidente.

En sus clases se acercaba a mí, me fijaba las cuerdas, me buscaba la mirada e incluso hubo comentarios con doble sentido. Pedí consejo a mi amiga y a su novio y empezamos ya a sospechar las intenciones de Andrés, pero siempre con muchos interrogantes. Yo entiendo que una persona pueda ser amable con otra, pero aquí no puedo contar todo los pequeños detalles que me han hecho pensar que a lo mejor le gusto, por otro lado creo que tiene novia.

Hace una semana cuando estaba en las duchas, yo sabía que él estaba ahí hablando con sus amigos, cogí mis cosas y pretendía irme rápido sin que me viera (no sé por qué hice eso), pero antes de salir me llama por el diminutivo de mi nombre y me dice “hasta luego” me giro y estaba desnudo con su toalla. Mirad, soy sincero, me excité pero de eso que sientes la sangre hasta por toda la cara, le respondí “adios”. El tono de su voz fue como queriendo tener intimidad en un sitio donde hay bastante gente. Tampoco nadie se dio cuenta de que nos despedimos…

Ayer me lo encontré en el parque, yo estaba con mi amiga cogido de la mano (él ya sabe que no es mi novia porque ella le contó que conoció a su novio cuando vivía en Berlín). Me dio vergüenza porque justo encontrármelo junto con otros del gym haciendo footing y pensé que iba a seguir pero lo que hizo fue quedarse el último y aparecer por mi hombro tocarme diciéndome “¿qué tal?” Ya después nos pregunto que si habiamos ido al centro deportivo. No sé, son cosas que hace conmigo que, joder, me gustaría que no lo hiciera si no quiere una amistad o algo más.

Lo que tengo claro es que no quiero que sienta algo dentro del armario. Creo que cada vez me gusta más y lo pienso, que es lo más preocupante, y es por esos tontos detalles conmigo ¿Qué hago? .