Portada » El futbolista gay Anton Hysén ficha por un club de Estados Unidos
Actualidad

El futbolista gay Anton Hysén ficha por un club de Estados Unidos

El futbolista Anton Hysé es todo un ejemplo para la comunidad gay: No tuvo reparos en marzo de 2011 en declarar su homosexualidad en un deporte en el que, todavía aún en día, ser gay no es una opción a pesar de las campañas para erradicar las diferencias y a pesar de la supuesta tolerancia. Su popularidad ha crecido como la espuma, todo en gran parte gracias a su visibilidad. Nunca se cortó un pelo en expresar lo que piensa: ‘Hay tanta ignorancia y una gran falta de conocimiento. Algunas personas que son homófobas ni siquiera conocen a un gay. Todo es cuestión de ideas preconcebidas’, declaró Hysén hace dos años.

Esta joven promesa del fútbol acaba de firmar un contrato con el equipo norteamericano “Myrtle Beach Mutiny” de Carolina del Sur. “Estoy entusiasmado con la idea de unirme al equipo revelación de esta temporada”, ha declarado el jugador a la revista Outsports. “Es una gran oportunidad para mí tanto personal como profesionalmente. Yo espero poder ayudar al equipo a llegar a la cima del ranking de la NPSL (la Liga Nacional de Fútbol Americano)”, añadió. Por su parte, Pat Piscitelli, director deportivo del equipo de Carolina del sur, también está satisfecho con la contratación del joven defensor: “Un jugador de su calibre y con su experiencia internacional, traerá un cambio positivo al club”, ha asegurado.

Hysén despertó muchas conciencias hace tres años cuando reveló su homosexualidad en la revista de fútbol sueca Offside. Entonces tenía sólo 20 años. Como es lógico, Hysén no entiende esta discriminación tan focalizada en el fútbol que se hace a los jugadores gays. Mientras muchos prefieren no exponer sus carreras y su vida personal al juicio social, Hysén se escuda en la realidad de un hecho que debería ser el más importante para cualquier jugador, sea cual sea su condición: ‘No es aceptable ser un jugador homosexual. ¿Por qué no? Podemos correr, podemos jugar, podemos anotar. ¿Cuál es el problema?’.

El periódico inglés Daily Mail describió a Hysén como el ‘primer futbolista famoso sueco que ha salido del armario’. En Alemania, la revista de fútbol, Freunde, publicó un reportaje con el título ‘Schwul? Na und!’ (‘¿Gay? ¡Y qué!’).

Hysén se convirtió en un pionero en declarar su homosexualidad. Hasta entonces como futbolistas en activo sólo habían salido del armario Robbie Rogers, en febrero de 2011 y, ese mismo año,David Testo, en el mes de noviembre El joven Hysén siempre se quejó de la falta de valentía de sus compañeros de profesión a la hora de declarar públicamente su tendencia sexual: ‘He tenido unas cuantas llamadas telefónicas anónimas de jugadores que quieren hacerlo, pero no sé quiénes son ni dónde juegan. Espero que alguien más salga al igual que Robbie Rogers. Eso fue genial para el fútbol de Estados Unidos. Por fin vamos a tener una discusión al respecto y eso es enorme’, aseguraba el futbolista.

Hysén fue el impulsor de una campaña para que los jugadores llevaran los cordones de las zapatillas con los colores del arco iris pero no tuvo mucho apoyo en la liga británica debido a la falta de compromiso y coordinación con las empresas patrocinadoras. Los clubes aludieron a la ausencia de información a las empresas para que los jugadores no llevaran los cordones y, aun así, algunos sí llevaron los distintivos.

Hysén llegó a declarar: ‘He oído que los futbolistas se supone que son masculinos. Conozco a muchos hombres heterosexuales que son más afeminados. Hay una ilusión de que todo jugador de fútbol tiene que ser macho y tener una novia modelo. No es aceptable ser un jugador homosexual’. Así veía su salida del armario en una entrevista que realizó hace unos años:

Anton Hysén, aunque de origen sueco, nació en Liverpool en el seno de una familia muy futbolera. Siguió los pasos de su ilustre padre, Glenn Hysén, y es el hermano menor de los jugadores de fútbol Tobías y Alexander Hysén. Hasta ahora jugaba profesionalmente en la tercera liga sueca, para el equipo Utsiktens BK, donde entrenaba con su padre. Anteriormente jugó con laselección nacional sueca sub 17 y en el BK Häcken, donde, tras diversas lesiones, no pudo pasar a formar parte del primer equipo.

Hysén fue uno de los presentadores del Life Ball en 2011 y ha trabajado como modelo para varias campañas publicitarias. No nos extraña por el chico vale mucho.

Con su llegada a este equipo de fútbol en EE.UU., Anton Hysén le dará una nueva visibilidad a los jugadores homosexuales y a su integración en las esferas del fútbol profesional. Un mundo de machos y de prejuicios homofóbicos.