Portada El motivo por el que deberías dejar de seguir las tendencias e impulsar tu sello personal
Actualidad

El motivo por el que deberías dejar de seguir las tendencias e impulsar tu sello personal

Un cambio de rumbo en la industria determinará tu forma de vestir en los próximos tiempos

Las series son el gran ejemplo de la dictadura de la inmediatez en la que vive la sociedad actual. Se ponen de moda igual de rápido que desaparecen del mapa, sepultadas por los nuevos estrenos, que jubilan a algunas producciones que no llevan más de un mes en el catálogo del Netflix de turno. Este mismo efecto se aprecia, por ejemplo, en las canciones dentro de la música comercial -¿cuántos singles ha sacado Rosalía en los últimos meses?- y también pasa en la moda.

Las pasarelas siguen marcando la pauta, pero son las redes sociales las que dictan sentencia. Y estas han dado pie a las microtendencias, que como las mencionadas series, inundan Instagramtres semanas y luego hacen mutis por el foro sin hacer ruido. ¿Es negativa esta evolución? No tiene por qué serlo, aunque como todo tiene cosas malas y cosas buenas. Entre estas últimas, una de las mejores es que se acabo eso de tener que caer sí o sí en todas las tendencias. Ahora más que nunca, es hora de apostar por definir el estilo personal.

Del fast fashion a una moda sostenible

Después de más de casi dos décadas en las que el fast fashion se ha impuesto en la calle por la continua búsqueda de la inmediatez, la industria poco a poco ha empezado a poner el foco en una moda mucho más sostenible. El medioambiente así lo requiere y un cambio en el estilo de vida de cada vez más gente lo corrobora.

Probablemente será un camino lento teniendo en cuenta que han sido años en los que muchos creadores han incorporado fórmulas en este sentido como el “see now, buy now”-lo que significa poder comprar algo en el mismo momento en el que se presenta en el desfile sin necesidad de tener que esperar casi seis meses para hacerlo- pero todo apunta a que será fructífero.

También influye el hecho de que las temporadas hace tiempo que empezaron a difuminarse y eso no ayuda en lo que a la creación de prendas clave se refiere.

Además, desde el punto de vista estrictamente estético no se pueden abarcar todas las tendencias de forma exitosa. Es este uno de los motivos por los que los básicos de hombre tienen más peso que nunca. Sobre la base sólida que estos constituyen, es la forma de combinarlos la que consolida un ADN personal único, absolutamente diferencial.

Nunca antes el eclecticismo había tenido tanto peso y tanto sentido en la moda. Y no solo nos referimos a esa apuesta incluso de los grandes diseñadores por romper todos los esquemas culturales establecidos, mezclando prendas y complementos deportivos con otras formales, sino también a la hora de dejarse influenciar por iconos de estilo distintos entre sí.

Sin miedo al riesgo

Al fin y al cabo, la moda es más efímera que nunca, y eso tiene una lectura positiva: hay que perder el respeto a atreverse, por un lado; y por otro lado, hay que tenerle más fe que nunca a tus gustos personales. Será lo que luzcas con más convencimiento lo que triunfe. No hay nada peor que mirarte al espejo y verte disfrazado.

Tienes más variedad de fuentes fiables que nunca para no perder el hilo del buen gusto, la única norma obligatoria que debes seguir a la hora de construir tu estilo personal, algo que por cierto no se consigue en dos días, osea que es completamente normal que vaya mutando a medida que tu personalidad evoluciona en base a las experiencias vividas y que tus conocimientos en la materia broten en función de lo que los riegues.