Portada Ellos fueron la primera pareja gay que logró adoptar en Colombia
Actualidad

Ellos fueron la primera pareja gay que logró adoptar en Colombia

Una historia que demuestra la fuerza del amor.

Cuando las historias tienen un trasfondo de lucha buscando un objetivo bonito, como en esta ocurrida en Colombia, donde la fuerza del amor por un hijo pudo más que las adversidades puestas por otras personas, sirven para alentar a otros para que sigan sus sueños.

Emoción, fue lo que generó en nosotros la publicación realizada hace un tiempo por la revista Semana de Colombia al traer entre su contenido la historia de Michael Lacher, un hombre israelí con marcado acento argentino, y su esposo Diego Sánchez, un paisa nacido en Medellín, Colombia.

Ellos son el primer matrimonio del mismo sexo que han logrado adoptar a una bellísima bebé, tras una extensa lucha jurídica, contra el sistema legal que hace un tiempo atrás no aprobaba la adopción gay.

“Quienes perseveran alcanzan”, seguro esta fue la frase que, con la ayuda del amor nacido entre ambos, lograron enfrentar los obstáculos que le interpuso el Instituto colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), donde uno de sus funcionarios les puso trabas a la pareja para que pudiese adoptar.

Tras una larga batalla jurídica, donde por supuestamente Michael ser extranjero se le estaba impidiendo la oportunidad de ser padre en Colombia, el Tribunal Administrativo de Antioquia en segunda instancia concedió al matrimonio Sánchez-Lacher la oportunidad de ser padres de una niña quien lleva por nombre Emma.

Familia Sánchez-Lacher

La historia de la familia Sánchez-Lacher

Dicen que el amor a primera vista existe, y eso es lo que pasó con Diego y Michael en 2014, pasado un año dieron el “sí acepto” lo cual selló la unión del bello sentimiento que existe en la pareja.

Comenta Diego a la revista Semana, que luego de un año de matrimonio iniciaron con seriedad la conversación de hacer grande la familia Sánchez-Lacher.

Emprendieron este nuevo camino, juntos iniciaron los trámites en el ICBF, pero con el paso de los meses nacieron los impedimentos con los cuales lucharon, para lograr el llamado que les había hecho el corazón de ser padres.

Un problema por el tipo de visa que tenía Michael, según el ICBF, le impedía tener el beneficio de papá por medio de la adopción. Sin embargo, este requisito nunca se le había exigido de manera formal o clara cuando inició el proceso en dicha entidad.

Tutelas, líos judiciales, defensores de familia, llamadas a la central del ICBF en Bogotá, abogados y demás, hicieron parte de la historia, la cual culminó con un aval sentenciado a favor del matrimonio que entregó el tribunal de Antioquia.

Hoy, la pequeña se encuentra en casa y es el fruto del amor entre Diego y Michael, luego de una ardua lucha. Emma representa la unión, la voluntad, la fuerza y el amor de que cuando se quiere, se puede.

-----