Portada Errores en tu menú diario que te impedirán llegar al verano hecho un Tarzán
Deportes LifeStyle Living

Errores en tu menú diario que te impedirán llegar al verano hecho un Tarzán

  • Estás equivocado acerca de las cinco comidas al día, los desayunos de rey y los poderes de la quinoa.

Aliñar la ensalada con beicon, queso de cabra y un baño de salsa casera de mostaza y miel; tomarse el cubata con un refresco light; o añadirle sacarina a un café con leche en el que sumerges media docena de churros y dos porras no son, precisamente, hábitos saludables. Y es que en esto de la alimentación es más fácil desenmascarar a los malvados (el aceite de palma es el villano del momento) que descubrir a los verdaderos amigos.

Existe una posverdad nutricional aceptada por la mayoría que impone comer cinco veces y beber dos litros de agua al día. La misma que asegura que en un desayuno equilibrado es necesario incluir lácteos, zumos e hidratos de carbono. Para el dietista y nutricionista Juan Revenga “no hay evidencias suficientes para hacer un número determinado de ingestas diarias, por lo que recomendar cinco por sistema podría tener efectos negativos en algunas personas. Lo importante es una elección adecuada en relación a un patrón saludable de consumo de alimentos”.

El problema viene cuando no existe un criterio único y ni siquiera los distintos estudios científicos se ponen de acuerdo. Para Juan, “el desayuno al que estamos acostumbrados es un concepto absurdo porque se deja fuera grupos de alimentos (pescados, carnes, embutidos, legumbres) que no se consideran “saludables” para la primera comida del día. Yo ayer desayuné lentejas con arroz”, añade.

Los intereses comerciales, la agricultura y la ganadería propias de cada región y las modas suelen determinar qué comemos y cuándo. “Si nos paramos a pensar, los nuevos superalimentos, como la chía, el kale o la quinoa, son siempre productos exóticos, que crecen a 4.000 metros de altura en el Himalaya, difíciles de recolectar y a los que se les atribuye propiedades casi mágicas”, asegura Juan.

Por su parte, el doctor Luis Miguel Luengo Pérez, de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), nos recuerda que “el aceite de oliva es la fuente de grasa más saludable, pero aporta nueve calorías por cada gramo, más del doble que el azúcar”. Además, recomienda evitar aquellas dietas que supriman un grupo determinado de alimentos ya que “no son tan efectivas como una equilibrada y, a medio y largo plazo, pueden ser perjudiciales para la salud”.

Y se despide con otro consejo: “si no eres alérgico ni tienes incapacidad para digerir la lactosa, no prescindas de los lácteos porque suponen la fuente principal de calcio absorbible y aportan otros nutrientes que las bebidas de origen vegetal no pueden suplir”. Así que ya sabes, si este verano quieres lucir chasis en la playa como Tarzán en la selva, el ingrediente que no puede faltar en tu menú diario es el sentido común. ¡Buen provecho!