Portada El escándalo sexual que planea sobre el olímpico británico Chris Mears
Famosos

El escándalo sexual que planea sobre el olímpico británico Chris Mears

Con 23 años, 70 kilos y 1.80 de estatura, Chris Mears conquistó la piscina olímpica de Río 2016. Gracias a su destreza y maestría – junto a su compañero Jack Laugher- logró conseguir una medalla de oro para Gran Bretaña, además de coronarse como uno de los atletas más guapos de los JJOO. No obstante, su popularidad le ha pasado la cuenta y un grupo de hackers ha expuesto sus más íntimos selfies sin su permiso. Se trata de un grupo de imágenes publicadas en Snapchat, donde el joven Chris da rienda suelta a sus pasiones, mientras exhibe, con total orgullo, sus atributos.

Este lunes la agrupación ‘Celebrity Busted’ publicó en Tumblr una docena de fotografías, en las que Chris hace alarde de sus intimidades. Todo frente a un espejo, en su bañera y en el centro de su desordenada habitación. Por otra parte, también se filtró un vídeo (que ya no se encuentra disponible), donde el campeón olímpico se autocomplace sin pudor sobre su cama. Así, en sólo cuestión de horas, cientos de sitios compartieron la grabación hasta que el clip se volvió viral en Twitter. Pese a ello, aún no se ha logrado averiguar a quien iba dirigido originalmente el “material” erótico.

Por el momento, Mears se ha mantenido en silencio absoluto. Sin embargo, la sobreexposición fotográfica no es nueva para él. Es más, el mismo suele colgar sensuales fotos en su Instagram, donde sus casi 300.000 seguidores se emocionan cada vez que posa en speedos o ligeras toallas. Asimismo, el clavadista ya había participado de sexies sesiones de fotos. Como la que realizó para la revista ‘Winq’ en 2014 o en la que participó hace tres meses para ‘Fault Magazine’.

De la misma forma, siempre se ha mostrado abierto a dejarse retratar desnudo. En noviembre de 2016, una publicación inglesa le preguntó si se dejaría fotografiar sin ropa. ¿Su respuesta? “Sí” y con ganas. “Me gusta salir de mi zona de confort. Quiero crecer. Quiero convertirme en una persona mejor”, comentó. Aunque es probable que haya dejado de ser tan optimista con el robo de sus fotos. No hay peor morbo que el que producen los famosos.