Portada Este es el curioso origen de los sándwich que tanto amamos
Actualidad Nuevo

Este es el curioso origen de los sándwich que tanto amamos

origen de los sándwich

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el origen de los sándwiches? Sí, me refiero a los bocadillos que rellenamos con vegetales, queso, embutidos o atún, que tanto nos agradan y tomamos a cualquier hora del día.

No se puede negar que ha sido un invento extraordinario, pues nos permite preparar de forma rápida algo que puede ser muy completo nutricionalmente si le ponemos productos que contienen vitaminas, proteínas y carbohidratos.

Veamos de dónde viene su nombre y cómo es que los sándwiches llegaron a formar parte de la dieta de la vida moderna.

¿De dónde viene el nombre sándwich?

Cuentan que en 1762, John Montagu, el cuarto conde de Sandwich, de origen británico, se encontraba jugando a los naipes y no quería detenerse ni para tomar la cena. Entonces, pidió que le trajeran algo de comer que no lo obligara a terminar el juego.

origen de los sándwich

Los sirvientes le pusieron un trozo de carne entre dos panes tostados, por lo cual pudo comer con una mano y con la otra continuar su actividad.

A partir de entonces muchos caballeros empezaron a pedir la combinación, que fue nombrada como sándwich en honor al conde de marras. Tal bocadillo se hizo popular en los casinos y clubes del país.

Sin embargo, Montagu no fue el verdadero inventor de los sándwiches, sino quien dio origen a su nombre; este tipo de combinación existía desde hacía mucho tiempo en la historia humana.

¿Cuál es la historia del sándwich?

origen de los sándwich

En realidad, las culturas antiguas ya utilizaban el pan como envoltorio para distintos tipos de alimentos como carne, guisos y salsas. Como es el caso de los griegos y los turcos, quienes durante siglos rellenaron el llamado pan pita y otras variantes de panes planos con carnes y verduras.

En el norte de Europa, las culturas escandinavas solían preparar un tipo de sándwich –llamado smorrebrod por los daneses y smorga o macka por los suecos– que se hace a base de pan de centeno cubierto con mantequilla y relleno con carne, queso y pescado.

Ahora bien, se cree que el sándwich más antiguo del mundo pudo haber sido inventado por el rabino Hillel el Anciano en el siglo I AC, quien puso cordero, nueces, hierbas amargas y vino entre dos piezas de pan sin levadura, creando un importante alimento para el Seder de Pascua.

¿De dónde surge el sándwich de mantequilla de maní y jalea?

origen de los sándwich

Hay tantos bocadillos como se nos pueda ocurrir combinando panes y alimentos, pero sin dudas el sándwich de mantequilla de maní y jalea es uno de los más famosos, pues se les prepara hasta a los niños para sus meriendas y almuerzos.

¿Pero sabías que no siempre fue tan común como lo es en nuestros días? A fines del siglo XIX, la mantequilla de maní solo se servía en balnearios y sanatorios como una comida sana.

También la consumían comensales pudientes que la disfrutaban como una delicatesen. En los restaurantes de lujo, se servía entre rebanadas de pan junto a ingredientes inusuales como el jamón, el pimiento, las ciruelas, la col y hasta el chile.

No fue hasta que se le agregó azúcar al procesamiento de este fruto seco que la mantequilla de maní se convirtió en un sándwich barato y atractivo para los niños.

Lo importante es que después de siglos y siglos de bocadillos en todo el mundo, en nuestros días tenemos una de las mejores opciones que puede ofrecernos la gastronomía, esto es, sándwiches rápidos, fáciles de preparar, que permiten combinar todos los nutrientes en un solo plato y al mismo tiempo disfrutar de algo realmente delicioso.

Revista Zero

Mercedes-Benz