Portada » ESTE ES EL VERDADERO PROBLEMA DE SER PROMISCUO
Sexualidad

ESTE ES EL VERDADERO PROBLEMA DE SER PROMISCUO

Promiscuo se define como una persona que tiene sexo con varias personas.

Las definiciones no especifican cuantas personas en cuanto tiempo te hacen promiscuo. Todo parece depender de a quien le preguntes.

Reconozcamos que las opiniones sobre la gente promiscua no son buenas. Lo que puede ser la mayor critica hacía las persona catalogadas como promiscua es que te puede ubicar en mayor riesgo de contagio con ITS y VIH.

No se puede negar que mientras compartas con más personas compartas, mayor puede ser la probabilidad de contagio o trasmisión. Pero la probabilidad de contagio no depende de las personas con quienes compartas, depende de si te proteges o no.

Pudieses estar con 4 personas en un mes, una por cada fin de semana, y protegerte en todas las ocasiones, y no tener mayor riesgo.

Protegerse significa utilizar condones y no envolverte en actividades de mayor riesgo. Aquí hay una idea engañosa. Puedes estar solo con dos personas en 6 meses, pero si no te protegiste, tienes mayor riesgo de transmisión que quien lo hizo con 12, pero siempre se protegió.

Por ejemplo, un riego alto de transmisión es el del hombre casado que solo lo hace una vez cada 6 meses, con otro hombre, lo que se llama HSH (Hombre sexo con hombre), pero dado que es algo que no maneja bien, se tiene que intoxicar para hacerlo, y no se protege.

El problema no es con cuantas personas lo haces, el problema es cómo lo haces. Si lo haces con solo tres personas, pero no te cuidas, eso sí es problema.

De igual manera, si tienes sexo con muchas personas diferentes pueden decir que eres fácil, una cualquiera, una puta. Aunque en este juicio hay una doble vara. Si eres muy atractivo, tienes un pito grande, te defines como activo, y haces sexo con mucha gente diferente; puede pasar que te miren mal, pero no tan mal.

Puede inclusive que, aunque te critiquen, hagan fila por ti. Te adjudican el papel del macho, del semental. Pero si no eres tan atractivo, y eres pasivo, ahí sí que te tratan muy mal. Te dirán “Puta”, fácil, ramera. En esto se les cuelan los prejuicios, el machismo, el sexismo, y la homofobia. Si fuese malo estar con muchas personas no debiese importar tu apariencia, ni el tamaño de tu pene, ni los roles.

Por otro lado, si te llaman puta, pero siempre usas protección, ¿De quién se supone que sea el problema? ¿Si te sientes bien haciéndolo y no pones en riesgo tu salud y bienestar?, ser puta o no es tu problema.

A menos que te envidien por tener mucho sexo; entonces es problema de quien así te llama. Una cosa es ser promiscuo y otra cosa es no respetarse. Puedes ser promiscuo, tener sexo con varias personas, pero conservas tu respeto propio. Respetarse es no hacer cosas que con las que no estás de acuerdo, es no hacerte daño o ponerte en riesgo, aunque compartas con personas diferentes.

Aquí me gustaría establecer una diferenciación entre tipos de personas promiscuas.

Están los que podemos llamar promiscuos activos, que son los que tienen sexo con muchas personas, pero interesan mantener control sobre lo que se hace. A diferencia del promiscuo pasivo que disfruta de que lo usen.

En esta diferenciación el activo preserva el poder de lo que hace y como lo hace porque es quien decide. Sí, pero si caes en la categoría de promiscuo pasivo, o sea, buscas que te usen, puede que estés concediendo mucho del poder que tienes para decidir.

Esto no tiene nada que ver con roles o preferencias de penetrar o ser penetrado. Puedes definirte como activo, desear penetrar, pero que sea el otro quien decida cómo hacerlo.

De igual manera si deseas que te usen, y el otro sujeto quiere penetrarte sin condón, debieses al menos conservar el poder de exigir protección. Si no lo haces, o el otro no quiere usarlo, ninguno de los dos se respeta. Entonces el problema no es ser promiscuo, el problema es no respetarse.

Se dice también que tener sexo con muchas personas diferentes puede no ser bueno para tu salud emocional. Se argumenta que el compartir con personas diferentes puede confundirte, deprimirte, minar tu auto estima. Sin embargo, si has decidido salir con varias personas, has decido no estar con nadie estable en este momento de tu vida, y solo buscas placer, ¿Cuál es el problema?

Lo importante es estar claro en lo que haces, y lo que buscas. Somos dueños de nuestras vidas, y de nuestros cuerpos, lo importante, otra vez, es no ponerte en riesgo, no hacerle daño a nadie, y no engañarte a ti mismo.

El problema puede ser cuando comienzas a tener conducta promiscua buscando pareja. Ahí debes tener cautela.

Una buena pareja sexual no es necesariamente una buena persona con quien compartir otras cosas. Si lo que buscas es amor, puede que te frustres mucho, vivas muchos desengaños, e inclusive, puedes deprimirte.

“¿Aunque quién sabe?” Quizás tengas suerte y encuentres pareja adecuada para ti. Pero si lo que quieres es pareja, también debieses buscar en otros sitios que no sean la cama.

El problema no es la cantidad de personas con quien tienes sexo, el problema es lo que buscas en ello, o con qué propósito lo haces.