Portada Estos dos simples ejercicios prometen hacernos un mejor activo
Interesante y Curioso

Estos dos simples ejercicios prometen hacernos un mejor activo

Activo gay

Hace algunos días les compartimos el video del guapo actor Allen King para ser un mejor pasivo y les tenemos, gracias a los expertos de Gay Fitness, dos ejercicios que prometen hacernos un mejor activo.

El secreto de estos ejercicios, que por cierto no necesitan equipo de gimnasio, está en fortalecer las piernas y agregar flexibilidad a la espalda, lo cual permitirá un movimiento de cadera más consistente, intenso y duradero.

Como agregado, el entrenamiento de los antebrazos también resulta importante para aquellos que queramos mejorar nuestro juego como activos, ya que permite tener una mejor flexibilidad en cuanto conseguir no cansarse en posiciones que puedan ser consideradas más elaboradas, pero que ofrezcan más placer para ambos.

Teniendo estos principios en mente, aquí los dos mágicos ejercicios que nos recomienda Gay Fitness para ser un mejor activo.

PLANKING

Activo gay

Este ejercicio consiste en mantener una posición por largos periodos de tiempo mientras se flexionan los músculos de las piernas y brazos, así que prácticamente resulta ser el ejercicio perfecto.

En la forma más básica este ejercicio solo requiere el mismo peso de la persona para servir de resistencia, sin embargo, para los más expertos se puede agregar peso adicional para mejorar aún más la técnica.

Para los principiantes la recomendación para hacerlo por primera vez es: “tumbarse sobre el estómago, levantarse usando los codos como apoyo y mantenernos en esa posición por un minuto, luego colapsar, descansar, repetir”.

Un detalle importante para este ejercicio es el mantener la espalda lo más recta posible en todo momento, ya que esto evitará que nos lesionemos la espalda.

FLEXIONES CERRADAS

Activo gay

Las flexiones cerradas son aquellas donde las manos van más juntas y esto resulta en un mejor ejercicio para los tríceps y para la porción baja del pectoral.

Estas resultan ser un poco más difíciles de las flexiones comunes y hay que hacerlas con calma.

Para hacerlo por primera vez estas son las recomendaciones: “comience con las manos juntas, formando un diamante mientras mantiene los codos hacia adentro durante el movimiento. Suena fácil, especialmente si haces flexiones regularmente. Estas son más difíciles. Así que no se avergüence de caer de rodillas si no puede mantener la posición”.

Si a estos ejercicios le sumamos el hipnótico entrenamiento de Tom Daley para mejorar el trasero tendremos entonces el paquete completo, ahora solo queda entrenar.