Portada ¡Estoy obsesionado de un chico malo, y no sé qué hacer!
Actualidad

¡Estoy obsesionado de un chico malo, y no sé qué hacer!

Hay chicos que entre más difícil sea el hombre a seducir más grande es la obsesión.

Una persona ha enviado una carta donde expone que los hombres de carácter fuerte, con personalidad de chico malvado lo vuelven loco, y actualmente sufre un mal de amor por un chico a quien describe como lo más sexy del gimnasio donde asiste.

El hombre escribe:

Hay un tipo súper caliente en mi gimnasio con un aire de malvado (por su aspecto) por el que estoy totalmente obsesionado. Debe haber sido alrededor de dos semanas atrás cuando lo noté por primera vez. Mientras hacía flexiones de bíceps en una máquina, y días después lo volví a ver trabajando su pecho. Específicamente, él estaba en un banco plano, bombeando sus pectorales.

Había algo ridículamente caliente en él que no puedo explicar. ¿Tal vez fue su camiseta? ¿Tal vez fue su sudadera? O muy posiblemente, era su barba negra oscura, bien mantenida y con un aspecto horriblemente delicioso. Todo lo que sé es que me quedé hipnotizado. Cuando uso este término, no estoy bromeando.

¿Alguna vez te has obsesionado tanto con un chico al cual no puedes dejar de mirar? De eso estoy hablando. ¡Y, no puede ser; déjame decirte que las cosas fueron de mal a peor!

Cuando el tipo terminó y se puso de pie, su cuerpo que estaba sudoroso relucía con la luz del día, lo peor era que se le notaba lo grande que tenía todo en su cuerpo, cuando digo todo es TODO. Estoy hablando de imágenes súper obvias con proporciones de tamaño impresionante.

Me puse a preguntar un poco y supe que se llama Domingo, bueno el nombre no es tan llamativo como si lo es su cuerpo que, si tuviera que describirlo, diría que tiene alrededor de 180 cms con ojos verdes súper brillantes y se parece al actor mexico-estadounidense Ryan Guzmán. Por si fuera poco, su voz es gruesa, vivaz, muy masculina, lo digo porque lo escuché hablar con alguien en el gym y simplemente ese detalle me dejó aturdido.

¡Dios mío!

De todos modos, desde que lo vi por primera vez, hice todo lo posible por no hacer el ridículo los siguientes días en el gimnasio. Nadie quiere quedar en ridículo ni parecer un desquiciado en un lugar como este, ¿verdad?

¿Pero puedo decirte algo? ¡No puedo evitarlo! Particularmente desde la última vez que lo vi, o sea, ayer, Domingo estaba luciendo una camiseta tipo esqueleto que mostraba completamente su enorme y peludo pecho. Yo quedé como ese emoticón al que se le salen las babas. ¡Así literalmente!

Desearía poder decirle que lo he visto en el vestuario o en el área de la ducha, que me derrito por él, que pienso en las noches con él haciendo cosas que ustedes ya se imaginan. Pero, no sé si es gay. Hasta el momento solo lo he visto con chicos en el gimnasio, aun así, no puedo decir que sea homosexual. Mi percepción de él es que es irremediablemente heterosexual, bueno, eso creo.

En serio, escribo esto porque la obsesión por él me tiene mal. En los momentos libres solo pienso en él. Cuando termino de trabajar lo único que deseo es salir corriendo para el gimnasio solo por verlo. Incluso, ya le hablé a mis amigos de esto y ellos me aconsejan que le hable al menos solo por ser sociable y de pronto salir de la duda de si es o no gay.

¡Lo único que sé en este momento es que me encantaría conocerlo más!

-----