Portada Europa, nueva tierra de las oportunidades… tecnológicas
Tecnología

Europa, nueva tierra de las oportunidades… tecnológicas

tierra de oportunidades

Con Silicon Valley convertido ya en todo un símbolo de innovación tecnológica es necesario preguntarse si el éxito de esa comunidad de emprendedores no resulta extrapolable a otras partes del globo. No hay que olvidar que mientras que en EEUU tienen la confianza necesaria para apostar por negocios nuevos, regiones como Europa tienen el aval de la experiencia.

Un buen ejemplo de ello es el sector automovilístico en el que Europa, junto a Japón siempre ha llevado la delantera al resto del mundo. El éxito de marcas alemanas como Mercedes Benz, Audi u Opel siempre se ha traducido en avance no sólo para sus países de origen sino también para todas esas otras comunidades por las que han distribuido sus plantas de producción. Ahora, Europa necesita engancharse de nuevo al tren del progreso industrial y, en este caso, través de la tecnología. “Una sociedad más digitalizada es mucho más rica”, explica Elena Arrieta, experta en Transformación Digital de Expansión. “Un ejemplo: En temas de conectividad de banda ancha, se calcula que por cada punto porcentual de banda ancha que le metes un país, su economía crece un 3%”.

Pero para poder dar el salto, antes Europa tiene que sobreponerse a lastres como la fragmentación del mercado europeo o un sistema educativo alejado de la realidad empresarial. Aspectos como estos han motivado que en Europa haya menos concentración de empresas tecnológicas que al otro lado del charco, sin embargo, “todo esto está cambiando muchísimo”, como apunta Arrieta. Capitales europeas como Berlín ya están comenzando a revivir un resurgir tecnológico gracias a la llegada de emprendedores tecnológicos que no encuentran cabida en un saturado y excesivo Palo Alto. Si echamos un rápido vistazo a Europa resulta fácil identificar el perfil de otros silicon valleys. Si la capital alemana ya cuenta con un fuerte entramado de start ups, Londres cuenta con una sólida comunidad de aceleradoras que sirven de apoyo a los emprendedores y es uno de los mayores polos de atracción económica del mundo.

A esta lista hay que añadir nombres como el de París, Ámsterdam o Madrid, tres ciudades que reúnen el talento, los inversores y el tejido empresarial necesario para dar el impulso que necesitan una start up B2B.

Aunque podemos encontrar muchos otros síntomas de este despertar empresarial. Por un lado, la consolidación de las empresas tecnológicas. “Hay 14 empresas en Europa ya valoradas en 1.000 millones dólares”, precisa la periodista, “no son muchas comparadas con EEUU pero son muchas más que las que había hasta hace unos años”. Y para que esta cifra siga yendo en aumento es necesario poner en valor a aquellas empresas que están abriendo camino a todas las que vienen detrás. En España tenemos como punta de lanza a BQ, una de las pocas empresas que diseña electrónica de consumo en Europa, en concreto, smartphones e impresoras 3D. Una de las más veteranas del continente es Philips, con sede en los Países Bajos, conocida por su oferta de productos para el hogar y sus innovaciones de ámbito sanitario. Otro ejemplo muy llamativo es el de Spotify, quizás a alguno le sorprenda saber que la compañía de música en streaming más popular tiene su origen en Suecia.

También es significativa la fuerte apuesta de los inversores chinos por las empresas occidentales. En los últimos años, empresas asiáticas han invertido en sectores como el automovilístico o el logístico pero, sin duda, el terreno en el que han irrumpido con más fuerza ha sido el tecnológico: el año pasado dos empresas asiáticas se convirtieron en los mayores accionistas de Aixtron y Kuka, dos firmas alemanas de alta tecnología. Con estos movimientos, el gigante asiático quiere posicionarse estratégicamente en Europa en un sector que está tomando la delantera a base de innovación y constancia.

tierra de oportunidades

Otra evidencia de que este sector está despegando es la creciente demanda de ingenieros. Según el XII Informe Los +Buscados de Spring Professional, los ingenieros tecnológicos son los trabajadores más demandado en el mercado español. Por suerte, en Europa contamos con un catálogo excelente de universidades especializadas en Ciencias de la Computación. Entre ellas destacan el Colegio Imperial de Ciencia, Tecnología y Medicina (Reino Unido), la Universidad de Tecnología de Eindhoven (Países Bajos) y la KU Leuven (Alemania). Aunque no hace falta irse tan lejos para formarse, aquí en España hay excelentes opciones para los que quien desarrollar su carrera en el ámbito de la tecnología como son la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad Politécnica de Cataluña.

Con todos estos elementos sobre la mesa, es posible vislumbrar un futuro prometedor para el sector tecnológico en Europa, sólo hay que continuar apostando por el talento y los grandes sueños.

En Vimero

En Revista Zero

Revista Zero

Mercedes-Benz