GAY SE NACE, no se hace: estos son los factores biológicos que predisponen a ser gay.

El tema no es nuevo y lo hemos tratado en más de una ocasión en Revista Zero. Nadie nace gay, según una campaña de “exgays” en Estados Unidos. Qué van a decir los pobres… ¿Se nace gay? Un estudio genético lo demuestra gracias a un estudio con 818 gemelos homosexuales. Y tú, ¿qué opinas? No deberías opinar porque cada vez hay más pruebas que demuestran que gay se nace y no se hace uno.

Al igual que existen factores biológicos en nuestros genes que predisponen a que sufras determinadas enfermedades, a que tengas cierto color de ojos o a que estés más o menos delgado, también hay factores que predisponen a que tengas determinada orientación sexual. Pero además de factores genéticos, como hemos hablado muchas veces, hay otros factores que influyen en ello. ¿Qué factores biológicos predisponen a la homosexualidad?

Hay factores anatómicos, como pequeñas diferencias entre los cerebros de personas homosexuales y heterosexuales: la comisura anterior y el núcleo supraquiasmático son mayores en el caso de los hombres gays. Además, el tamaño de una parte del cerebro (en el hipotálamo anterior, que influye en instintos primarios como el deseo sexual) es igual en mujeres heterosexuales que en hombres homosexuales.

También habrás oído hablar alguna vez de la relación entre el tamaño de los dedos y la sexualidad. Zoe Cormier explicaba esto:

“La diferencia de tamaño entre el dedo índice y el anular también parecía ser una marca de homosexualidad: un índice 2D:4D bajo significa que el índice es mucho más corto que el anular. Parece que en los hombres homosexuales es más frecuente que el dedo índice sea más largo que el anular, y se cree que existe una relación con los niveles de testosterona en el útero durante el embarazo”.

También influye el tamaño de la familia: en familias con muchos hijos, los hijos menores siempre tienen mayor probabilidad de ser gays que los mayores. Zoe Cormier lo explicaba hablando de cómo influye el sistema inmunitario de la madre contra “los restos de células fetales masculinas que quedan en el útero”. Así los niveles de testostera se reducen cada vez más con cada embarazo.

Hemos visto multitud de casos de homosexualidad en animales y todavía seguimos así. ¿Alguien necesita más razones para creer que ser gay es algo completamente natural?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *