Portada Falsos mitos sobre el sexo anal
Nuevo Sexo gay Sexualidad

Falsos mitos sobre el sexo anal

sexo anal

Falsos mitos sobre el sexo anal

Estos son los FALSOS MITOS sobre el SEXO ANAL.

El sexo anal es el tipo de penetración más practicado entre los gayspor razones obvias. También es evidente que no es exclusivo de hombres y las parejas heterosexuales también pueden practicarlo. De hecho, con que cuentes con un ano (es decir, todo el mundo) ya es suficiente para que puedas disfrutar del sexo anal.

Eso sí, también es un tipo de penetración lleno de prejuicios y mentiras, por eso hoy vamos a recopilar unos cuantos mitos sobre el sexo anal para aclararnos un poco la mente sobre ello.

¡Aguas Con Los Ligues Sexuales! Recomendaciones

¿Eyaculación precoz o una vida sin aprender a disfrutar el momento? Lee esto. Puede ayudarte.

Fetiches, Accesorios Y Otros Gustitos De Todos

Falsos mitos del sexo anal

El sexo anal es sucio

Será lo primero que te digan, lo que muchos piensen y la excusa de la gran mayoría de sus detractores para intentar evitar que la gente practique sexo anal. Es ridículo porque la suciedad depende de tu nivel de higiene. Es evidente que en una zona como el culo es importante realizar un buen trabajo de lavado (recomendable en la ducha, con el telefonillo y un buen chorro a temperatura templada). Si haces todo esto, el sexo anal nunca será sucio.

El sexo anal es antinatural

Ridículo. ¿Qué es natural? ¿Lo definimos? Porque entonces nos encontraremos ante un debate religioso en el que no entraremos ahora. El sexo anal es tan natural como cualquier otro tipo de sexo placentero. El sexo es placer, no solo es reproducción, y eso ya lo tenemos superado, así que no volvamos décadas atrás, por favor.

El sexo anal provoca fisuras e insuficiencia en el recto

Seguro que has oído o leído historias de que si practicas mucho sexo anal, el ano se dilata y vas a necesitar un pañal el resto de tu vida. Eso es mentira. Son muchas otras las enfermedades que te pueden causar insuficiencia anal, como es la diabetes, esclerosis múltiple o un derrame cerebral, pero practicar sexo anal, no.

El sexo anal causa cáncer

¡Mentira! Esta loca teoría que han hecho suya colectivos homófobos es una enorme mentira. Lo único importante con el sexo anal es cuidar de no hacerlo sin protección para evitar infecciones de transmisión sexual.