Portada Hector mete doble dildo a Deacon y Asher por el culo y después se los folla a pelo | Sean Cody
Amateur Bareback Casero Corridas Heterosexuales Hombres desnudos Penes grandes Pollones Relatos Gay pornográficos Video porno gay

Hector mete doble dildo a Deacon y Asher por el culo y después se los folla a pelo | Sean Cody

Hector mete doble dildo a Deacon y Asher por el culo y después se los folla a pelo | Sean Cody

Se han pasado toda la tarde de domingo a la orilla del río jugando al fútbol hasta sudar como pollos. El sol ya se está poniendo, no se ve un puto pijo y toca volver a casa para pedir unas hamburguesas y pasar una noche entre amigos viendo el partido de rugby. HectorAsher y Deacon saben cómo montarse el último día del finde antes de volver a la rutina, eso desde luego.

Las putas hamburguesas están tardando en llegar y el partido no empieza hasta dentro de media hora. Cansados, sudados, todavía sin ducharse, sin chavalas a mano, mientras Hector va al baño, Deacon y Asher deciden echarse una mano entre ellos, una mano a las pollas. Hector se queda alucinando cuando entra en el salón y ve a los dos desnudos sobre la mesa comiéndose a besos y acicalándose los rabos mano a mano.

Sabía que sus colegas eran de los que habían explorado la parte de atrás con sus novias. Tiene algo que les va a molar. Saca del cajón un dildo larguísimo con dos rabos de goma a cada extremo. Cuando lo ven, a Asher y a Deacon se les abre el culo por instinto. Hector introduce un extremo en el culazo de Deacon hasta que lo ve gemir y echar la cabeza hacia atrás, entonces mete el otro extremo en el agujero de Asher y empieza a mover el dildo de un extremo al otro viendo con envidia sana cómo los dos disfrutan.

Tras la fase de exploración, a Hector se le ha puesto durísima y no es plan de hacerse una paja a solas cuando esos dos están con ganas de rabo, sería desperdiciarlo. Primero se folla a Asher en compañía, metiéndole doble rabo junto a Deacon, que es el que termina recibiendo la ducha de lefa de sus otros dos colegas cuando empiezan a agujerearle la boca y el culo. Y ahora que vengan las hamburguesas, que los tres ya están en el sofá desnudos, sudados y corridos.

Hector-Deacon-Asher

 

 

     

    Mercedes-Benz