Portada Historia de la homosexualidad en el Islam
Actualidad

Historia de la homosexualidad en el Islam

Historia De La Homosexualidad En El Islam

En las culturas musulmanas, la homosexualidad una vez fue considerada la cosa más normal en el mundo, entonces, ¿qué cambió?

El Islam una vez consideró que la homosexualidad era una de las cosas más normales del mundo. El Imperio Otomano, la sede del poder en el mundo musulmán en sus inicios, no vio el sexo lésbico o gay como un tabú durante siglos, pero todo cambió con la llegada de los cristianos quienes invadieron con nuevas ideas desde el oeste para colonizar y de esta forma lograron infectar el islam con homofobia.

La verdad es que muchos musulmanes que viven hoy creen que el profeta Mahoma apoyó y protegió a las minorías sexuales y de género, aunque se debe callar debido a las normas actuales que condenan todo tipo de acto distinto a lo tradicional.

Antigua cultura musulmana

Los imperios islámicos, (otomanos, Safavid/Qajar, Mughals), compartían una cultura común. Y compartía muchas similitudes con los antiguos griegos. Compartiendo algo muy característico de los griegos en el mundo árabe en aquel entonces era muy común que los hombres mayores tuvieran relaciones sexuales con hombres más jóvenes y sin barba. Estos hombres más jóvenes fueron llamados ‘amrad’.

Una vez que a estos hombres le habían crecido los pelos de sus barbas (o ‘khatt’), se convertían en el deseo masculino de los más jóvenes y de esa forma se repetía esta característica. Lo importante es que el hombre con barba debía cumplir tanto por el joven varón con el que llevaba una relación, como con su deber como hombre reproductivo, procreando una familia.

Entonces, el hombre mayor debía cumplir con sus responsabilidades reproductivas como hombre, mientras por otro lado podría hacer lo que quisiese con hombres más jóvenes, prostitutas y otras mujeres. La sociedad aceptó esto por completo, al menos en los círculos de élite. El historiador iraní Afsaneh Najmabadi escribe cómo los cronistas oficiales de Safavid describirían las vidas sexuales de varios Shahs, la clase dominante, sin juzgar.

Hubo algún juicio sobre ‘mukhannas’, estos eran hombres (algunos investigadores los consideran personas transgénero o de tercera edad) que se afeitaban la barba en la edad adulta para demostrar que deseaban seguir siendo objeto de deseo para otros hombres. “No era exactamente cómo definiríamos la homosexualidad como lo haríamos hoy, se trataba del patriarcado”, dijo Ludovic-Mohamed Zahed, un imán gay que vive en Marsella, Francia.

 

“Soy un hombre, soy un patriarca, gano dinero para poder violar a cualquiera, incluidos los niños, otros esclavos y mujeres”. Supuestamente esto decían los más poderosos del Islam.

 

Sodoma y Gomorra, ¿qué fue para el Islam de aquel entonces?

Al igual que la Biblia, el Corán cuenta la historia de cómo Allah castigó a los antiguos habitantes de la ciudad de Sodoma. Dos ángeles llegan a Sodoma y se encuentran con Lot, quien insiste en que pasen la noche en su casa. Luego otros hombres acechan a los extraños e insisten en violarlos. Si bien muchos pueden usar esto como una excusa para odiar a las personas homosexuales, no lo es. Se trata de que Allah castigue la violación, la violencia y el rechazo de la hospitalidad.

 

Los historiadores a menudo se basan en representaciones literarias para la evidencia de la historia. Y muchos de los poemas de la antigua cultura musulmana celebran el amor recíproco entre dos hombres.

 

Los historiadores a menudo se basan en representaciones literarias para la evidencia de la historia. Y muchos de los poemas de la antigua cultura musulmana celebran el amor recíproco entre dos hombres.

‘Uniones’ ​​entre mujeres

En el folklore árabe, al-Zarqa al-Yamama (‘la mujer de ojos azules de Yamama’) se enamoró de la princesa cristiana Hind de los Lakhmids. Cuando al-Zarqa, que tuvo la capacidad de ver eventos en el futuro, fue crucificada, se dijo que la princesa se cortó el cabello y lloró hasta que murió.

“En los palacios, hay evidencia de que cientos de mujeres establecieron algún tipo de ‘contrato’. Dos mujeres firmarían un contrato de juramento para protegerse y cuidarse mutuamente. Casi como una sociedad civil o un matrimonio”, dijo Zahed. “Fuera de estos palacios, esto también era muy común. Había mucha poesía sáfica que mostraba amor por el mismo sexo”.

Cuando los europeos colonizaron estos países, las representaciones del amor lésbico cambiaron. Samar Habib, que estudió textos arabo-islámicos, dice que la epopeya árabe Mil y una noches lo demuestra. Afirma que algunas historias en este espectáculo clásico de mujeres no musulmanas preferían a otras mujeres como parejas sexuales. Pero el ‘héroe’ del relato convierte a estas mujeres al Islam y a la heterosexualidad.

 

Cómo la llegada de europeos transformó el Islam

Los europeos se abrieron paso en el mundo musulmán, ya sea a través del colonialismo, como en la India o Egipto, o económica y socialmente, como en el Imperio Otomano. Impulsaron sus prácticas y actitudes culturales hacia los musulmanes: el fundamentalismo islámico moderno floreció.

 

Mientras que el Imperio Otomano resistió a la cultura europea al principio, como por ejemplo, en 1858 se permitió el sexo gay, doce años después, en 1870, el Código Penal de la India declaró que el sexo gay era un delito.

 

Pero, ¿cómo es ser colonizado? ¿Y por qué la homofobia se volvió mucho más extrema? “Con la llegada y colonización del oeste, en medio oriente pensaban que ellos [los musulmanes] eran ​​perezosos, pasivos y débiles”, dijo Zahed. Entonces, el ideal cambió y “como hombres árabes, se tenía que demostrar que éramos más poderosos, viriles y varoniles”.

 

“Es el tribalismo, es el mismo problema. Para ese momento el pensamiento era: ‘Voy a matar a los débiles. Voy a matar a cualquiera que no cumpla con este estereotipo agresivo’”. Teniendo en cuenta que la sociedad masculina dominante ya existía, fue fácil para el patriarcado “moderno” terminar por suprimir a las mujeres y criminalizar las vidas de las personas LGBTI.

 

“A principios del siglo XX, los árabes estaban avergonzados de su historia antigua”, agregó Zahed. “Intentaron purificarla, censurarla, hacerla más masculina. No tenía que haber nada sobre la feminidad, la homosexualidad ni nada. Así es como llegamos a cómo somos hoy.

Etiquetas