Portada ¿Eres hombre y te atraen otros hombres?, no quiere decir que seas gay
Actualidad

¿Eres hombre y te atraen otros hombres?, no quiere decir que seas gay

El sexólogo Joe Kort, proppone algunos perfiles de hombres, que sin ser homosexuales, tienen sexo con otros hombres.
Reino Unido.- El sexólogo Joe Kort ha estudiado las razones por las que en algunas ocasiones hombres heterosexuales mantienen relaciones sexuales con otros hombres, sin que exista el factor de homosexualidad o bisexualidad como tal.
En 2008, Kort empezó el blog “Straight Guise”, un espacio abierto donde se dialoga sobre los hombres que tienen sexo con otros hombres.
Según la información recabada por Kort, existe muchos tipos de hombres que se involucran sexualmente con otros hombres por una amplia variedad de razones, a continuación algunos perfiles:
1. Víctimas de abuso sexual en la infancia: También conocida como “impresión homosexual”, se da cuando un varón es abusado sexualmente en la infancia, al crecer recrea el abuso en su comportamiento sexual para intentar “sanar” el dolor emocional sufrido. Si este individuo recibe apoyo psicológico y logra ser consciente de su condición, este comportamiento sexual puede ceder, ya que no está motivado por el deseo sexual hacia otro hombre, sólo se trata de un trauma pasajero.
2. Trabajadores sexuales: Estos hombres heterosexuales participan voluntariamente en relaciones sexuales con otros hombres por la recompensa económica, pero no desean sexualmente a otros hombres. Su libido despierta sólo como impulso sexual (como en la masturbación). Al parecer un factor de excitación es el dinero, pues es bien sabido que en la industria porno ganan más los hombres que tienen sexo con otros hombres, que los que graban videos sexuales con mujeres.
3. Hombres que buscan desesperadamente experimentar con su sexualidad: Los hombres bajo este perfil, buscan experimentar con conductas sexuales que la mayoría identifica como conductas homosexuales. Algunos de ellos evitan el contacto sexual directo con hombres, pero lo sustituyen experimentando con dildos y otros juguetes sexuales, que a sus parejas femeninas incluso les parecen aceptables.
4. Primerizos: Por lo general en la adolescencia alguno varones se involucran entre si para tener su primera experiencia sexual. Esto se puede extender hasta los 25 años de edad sin considerarse homosexualidad como tal. Es un simple ejercicio de satisfacción sexual.
5. Falta del padre: Se trata los hombres heterosexuales que anhelan el afecto y la atención de sus padres y buscan relaciones sexuales con hombres, como una forma de conseguir aquello de lo que carecieron en la infancia: crianza masculina y aceptación de su progenitor.
6. Atraídos sexualmente hacia los hombres, pero emocional y románticamente hacia las mujeres: Son hombres que se sienten atraídos emocionalmente hacia las mujeres, salen con ellas y tienen noviazgos heterosexuales. Aunque pueden llevar una vida sexual con las mujeres que aman, su verdadero y mas apasionado deseo sexual es despertado por otros varones.
7. Narcisistas: Son hombres heterosexuales que viven absortos en sí mismos y tienen una necesidad constante de atención y aceptación, utilizan la sexualidad con otros hombres para ser adorados.
8. Adictos sexuales: El comportamiento “gay” puede ser el resultado de la adicción sexual. Pero incluso aquellos que se hayan “curado” podrán seguir sintiendo atracción por otros hombres, como les pasa a los sacerdotes célibes homosexuales.
9. Complacientes fantasiosos: A estos hombres les gusta complacer a sus parejas femeninas, quienes tienen la fantasía de que sus hombres mantengan relaciones sexuales con otros hombres frente a ellas. Para estos hombres es placentero sentirse “humillados” o “sobajados” por otro hombre mientras su pareja femenina los ve.
10. Exhibicionismo: En este grupo tenemos a algunos culturistas o aficionados al gimnasio, quienes aunque no mantienen relaciones sexuales con otros hombres, gustan de coquetear entre ellos para obtener mayor atención y admiración sobre el trabajo físico que realizan en sus cuerpos.
11. Liberación sexual en la cárcel: Existen hombres que al estar encerrados en prisión, deciden mantener vidas sexuales con otros hombres. Esto ocurre simplemente porque resulta su única o más inmediata opción para satisfacer su deseo sexual. Una vez puestos en libertad, estos hombres no vuelven a tener sexo con otros hombres.
Estos perfiles son una pequeña muestra de lo compleja que es la sexualidad del hombre. Al final del día cada individuo es responsable de ejercer su sexualidad como mejor le parezca. Aunque podemos ponerle muchos adjetivos y buscar muchas explicaciones, las respuestas pueden ser más simples de lo que pensamos, Freud a menudo decía: “A veces un cigarro es sólo un cigarro”