Portada » Por qué algunos hombres están evitando el sexo
Sexualidad

Por qué algunos hombres están evitando el sexo

El sexo tiene una fuerte influencia en muchos aspectos del bienestar, porque es una de nuestras necesidades fisiológicas más básicas.

El sexo alimenta nuestra identidad y es un elemento central dentro nuestra vida social.

Aunque existen millones de personas que pasan al menos parte de su vida adulta sin tener relaciones sexuales.

El evitar el acto sexual puede repercudir en angustia emocional, vergüenza y baja autoestima, tanto para el individuo que evita el sexo como para el compañero rechazado.

Se ha encontrado que existen diversos aspectos del bienestar personal que influyen en negarse a la actividad sexual directa o indirectamente. Razones que explicaremos a continuación y que se pueden tratar fácilmente al ser intervenidas por expertos.

Más o menos sexo cuando nos casamos o convivimos en pareja

Se ha reportado que las personas que tienen más sexo presentan una mayor autoestima, satisfacción con la vida y calidad de vida. Por el contrario, los que menos actividad sexual tienen o la evitan están vinculadas a problemas psicológicos, de ansiedad, depresión y relaciones interpersonales.

Referente al sexo durante el matrimonio, se tiene una falta creencia sobre el nivel sexual que existe al dos personas unir sus vidas bajo un mismo techo.

En su obra de referencia, Alfred Kinsey encontró que solo el 19 por ciento de los adultos no se dedicaban al sexo.

Pero aquí hay un punto importante a resaltar, durante el matrimonio no se evalúa por cantidad sino por calidad. Porque entre más duradera, apasionante, libre y emocionante sea el acto sexual, menos será el número a la semana en que se realiza.

Por el contrario, en personas que no están bajo una relación, la cantidad es un número en aumento, mientras que la calidad de la misma es bajo, llegando a niveles de solo satisfacer el cuerpo, dejando a un lado los beneficios que de esta se puedan obtener.

Problemas médicos

Las razones más comunes para los hombres evitemos el sexo son la disfunción eréctil, las condiciones médicas crónicas y la falta de oportunidades.

Una investigación ha demostrado que los problemas médicos son las principales razones para evitar el sexo.

Por ejemplo, los pacientes con enfermedad cardíaca a menudo evitan el sexo porque tienen miedo de un ataque al corazón. Otras investigaciones han demostrado lo mismo para los individuos con enfermedades cerebrovasculares.

Las condiciones metabólicas como la diabetes y la obesidad reducen la actividad sexual. De hecho, la diabetes acelera el declive sexual en los hombres en hasta 15 años. La masa corporal grande y la mala imagen corporal arruinan la intimidad, lo cual es fundamental para la oportunidad de tener relaciones sexuales.

Los trastornos de la personalidad, la adicción y el abuso de sustancias y la mala calidad del sueño desempeñan papeles importantes en el interés y las habilidades sexuales.

Muchos medicamentos, como los antidepresivos y los medicamentos contra la ansiedad, reducen la libido y la actividad sexual y, como resultado, aumentan el riesgo de evasión sexual.

Factores sociales y emocionales

La soledad reduce la cantidad de tiempo que se pasa con otras personas, la oportunidad de interrelacionarse con los demás, así como también la intimidad.

Las personas que están solas a veces reemplazan las relaciones sexuales reales con el uso de la pornografía. Esto es importante ya que la pornografía puede afectar negativamente el rendimiento sexual con el tiempo.

Muchos adultos mayores no son participes del sexo debido a la vergüenza y los sentimientos de culpa o simplemente porque piensan que son “demasiado viejos para una faena sexual”.

No hablar sobre el tema

Pocas personas hablan con sus médicos acerca de sus problemas sexuales. De hecho, al menos la mitad de todas las visitas médicas no abordan cuestiones sexuales.

La vergüenza, los factores culturales y religiosos, además, la falta de tiempo, pueden hacer que algunos hombres obvien este tema a sus médicos.

Una investigación ha demostrado que los pacientes parecen estar dispuestos a proporcionar una respuesta si se les pregunta. Esto significa que los problemas sexuales no están siendo abordados a menos que el médico lo plantee.

Lo ideal es hablar sobre ello, para buscar una solución al problema, haciendo que esto repercuta positivamente en todos los apectos de la vida.

Toda la investigación acerca de este tema, fue llevado acabo por Shervin Assari, Investigador de Psiquiatría, Salud Pública y Soluciones de Pobreza en la Universidad de Michigan.