Portada Hombres gais que rompieron las etiquetas en un mundo de “heteros”
Actualidad

Hombres gais que rompieron las etiquetas en un mundo de “heteros”

Revista Zero

 

¿Alguno de ustedes ha pasado por momentos incomodos donde sus amistades “heteros” preguntan por: ¿En serio juegas fútbol?

O por lapsos donde te subestiman y creen que, por ser gay, te gustan más todas las cosas que tiene que ver con las mujeres que con las de hombres.

¡WTF!

Sí, vivimos bajos muchos estereotipos, que aparentemente borran de la memoria la posibilidad de ser más que una simple etiqueta.

Por eso, el día de hoy les traemos cinco ejemplos de hombres que rompieron esas etiquetas de este mundo “heterosexual”.

  1. Un gay no puede ser metalero:

También llamados metalheads, el mito dice que los hombres gais son muy afeminados para un género musical de machos. “En mi opinión, no podrías tener algo más fuerte o más masculino e intenso” con esas palabras Rob Halford, vocalista de Judas Priest, quien destruyó el estereotipo al salir del clóset.

  1. Un gay no puede ser skater:

Aparentemente, la patineta y los gais no se llevan bien. Ese es el mito. En el mundo del skateboarding hay prejuicios sobre los chicos que gustan de otros chicos como lo cuenta Tim Von Werne, pero eso no significa que no existan homosexuales en ese deporte.

Pero, dude, tu habilidad con la patineta no depende de con quién te acuestes. Conozcan a Brian Anderson, skater en San Francisco, Estados Unidos; quien aceptó públicamente ser gay.

  1. Un gay no puede ser jugador de Rugby:

¿Es en serio? Amigo heterosexual, ¿te da miedo que te venza un gay?Noticia: Tu orientación sexual no disminuye tu fuerza. Para los amantes de uno de los deportes más agresivos del mundo, te presentamos el equipo inclusivo “Jozi Cats” de Sudáfrica, un país que enfrenta muchos crímenes de odio contra la Comunidad LGBT. Piensa dos veces antes de llamarles “maripositas” a los integrantes del equipo:

  1. Un gay no puede ser peleador profesional:

¿Un deporte de machos exento de maricas? Piensa dos veces antes de criticar. La WWE, en realidad, ha permanecido abierta a aceptar la orientación sexual de sus luchadores y managers a través de la historia de esta empresa. No debería sorprender a nuestros amigos homofóbicos, entonces, que el Darren Young no haya renunciado a su carrera como luchador profesional después de salir del clóset en 2013:

  1. Un gay no puede jugar fútbol:

Nos estamos cansando de repetir que la preferencia sexual es solo un aspecto más de la vida de las personas, por el cual no deben ser discriminadas. Ahora, creer que por ser gay no se puede triunfar en el fútbol es descabellado. Ah, pero nuestros amigos homofóbicos insisten en los estereotipos de género. Entonces, les presentaremos a Robbie Rogers,jugador estadounidense que juega actualmente en LA Galaxy. Tener pareja e hijo no lo detienen de darlo todo en la cancha.

 

Mercedes-Benz