Portada Impulsan las células inmunológicas de memoria para mejorar las vacunas
Salud

Impulsan las células inmunológicas de memoria para mejorar las vacunas

Revista Zero

 

Las vacunas y las inmunoterapias contra el cáncer hacen esencialmente lo mismo: aumentan el sistema inmunológico de una persona, permitiéndole luchar mejor contra un patógeno, ya sea un microbio o cualquier otro. Ambos enfoques se centran en las células T CD8 +, un tipo de célula inmunológica que puede matar inmediatamente o comprometerse a recordar al intruso, proporcionando protección a largo plazo.

En experimentos con ratones, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California (UC) en San Diego, Estados Unidos, han descubierto que los fármacos que activan el proteasoma de las células o el centro de reciclado ponen el equilibrio a favor de las células T CD8 + de memoria. Este enfoque podría utilizarse para mejorar la eficacia de las vacunas y las inmunoterapias y su duración, según detallan los autores en un artículo publicado en ‘Journal of Clinical Investigaron’.

“Ya sabíamos que las células T CD8 + activadas se dividen asimétricamente, dando lugar a células efectoras y células de memoria -explica el autor principal, John T. Chang, profesor asociado de la Escuela de Medicina de la UC San Diego-. Pero en realidad no sabíamos cómo la segregación desigual de los componentes celulares durante la división de linfocitos T CD8 + afecta a su destino”.

HACIA UNA TERAPIA DE REFUERZO INMUNOLÓGICO

Usando ratones y modelos celulares, Chang y el equipo determinaron que los dos tipos diferentes de células T CD8 +, efector y de memoria, difieren en sus tasas de actividad del proteasoma. El proteasoma de una célula es la maquinaria celular que degrada y recicla proteínas dañadas o innecesarias. Es una parte esencial de todas las células y los científicos descubrieron recientemente que manipular la actividad del proteasoma puede cambiar la función celular.

Los activadores e inhibidores del proteasoma están comercialmente disponibles. Bortezomib, un fármaco anticanceroso usado para tratar el mieloma múltiple, inhibe la actividad del proteasoma. Chang y su equipo descubrieron que la cidosporina, un medicamento inmunosupresor prescrito a receptores de trasplante de órganos, activa el proteasoma en las células T CD8 +.

Es más, los investigadores encontraron que el tratamiento de las células T CD8 + con cidosporina de forma temprana después de la infección microbiana generó el doble de células de memoria de larga duración que los controles simulados.

“Mientras que hasta ahora este trabajo sólo se ha hecho en células de ratón y modelos experimentales de infección, pensamos que este enfoque podría un día utilizarse como una terapia adyuvante: un refuerzo inmunológico de una o dos dosis dado junto con una vacuna o inmunoterapia contra el cáncer para ayudar a que la intervención funcione mejor y dure más tiempo”, apunta Chang.

 

Mercedes-Benz