Portada Intenta con el beso negro… ¡No te arrepentirás! Ufff
Actualidad

Intenta con el beso negro… ¡No te arrepentirás! Ufff

Esta es una de mis especialidades.

Para comenzar ¡hay que liberarse de tabúes! el ano es una de las zonas erógenas más importantes del cuerpo, por lo que la estimulación en esta área resulta completamente placentera. El beso negro es una de las mejores formas de relajar el ano y fomentar la excitación, convirtiéndose en un gran paso previo al sexo anal.

Se puede comenzar acariciando las nalgas y jugueteando en los alrededores.

La masturbación es una excelente forma de dar inicio a este juego, se puede iniciar con la pareja boca arriba y con las piernas abiertas,agarrando su pene, para luego ir bajando poco a poco hacia el ano. Una vez allí inicia la estimulación del ano frotando suavemente la yema de un dedo con movimientos circulares.

Cuando se esté listo para comenzar el beso negro, bajamos directamente a la zona, luego subimos hacer sexo oral al pene por unos pocos minutos y se baja nuevamente a la zona protagonista.

No hay que olvidarse de la lengua porque ella es fundamental para masajear el área, y la boca para chupar y disfrutar de esta práctica, que resulta altamente excitante, por lo que es una placentera experiencia para todos.

Ojo.

Si deseamos que sea más gratificante, alternemos la practica con la masturbación para que se convierta en toda una experiencia llena de explosiones y sensaciones muy estimulantes.

¡Atención!

Por tratarse de una práctica anal en la cual la boca está involucrada, la higiene es fundamental.

Antes de llevar a cabo hay que asegurarse de haber lavado muy bien la zona. Al momento del lavado es oportuno introducir un poco el dedo con jabón para limpiar la entrada del recto. En la práctica del beso negro, como cualquier otra situación sexual, estamos expuestos a las llamadas ETS, por eso se recomienda hacerlo con una persona con la cual se tenga completa confianza.