Portada JAMÁS SERÁ PARA MÍ
Relatos gay

JAMÁS SERÁ PARA MÍ

Jamás pensaría que me hubiera a enamorar realmente tanto por una persona. Así fue cundo sentí un verdadero amor.

Un 24 de febrero caminaba en la calle. Cuando mire hacia el lado izquierdo note a una persona, la mire a los ojos y me sonrió. Sentí algo inmenso porque en sus ojos mire lo que en verdad era amor. No creería en el amor a primera vista, pero ese día quede completamente convencido que en realidad existe.

Seguí caminando y note que me seguían, me detuve y me dijo “Hola”. Sentí algo maravilloso, algo inexplicable. le respondí, no dejaba de verlo, me quede totalmente perdido en el, miraba sus labios, sus ojos, todo su rostro. Charlamos por un poco tiempo e invitándome a su casa, no acepte. Tenía un gran miedo pero me avía fascinado. Jamás avía visto a la mas tierna persona y con una seguridad, en ese momento no sabía que hacer, pero tuve la más grande estupidez de no aceptar su invitación. Antes de irse me dio su número celular por si cambiaba de decisión. Fui un estúpido, me arrepiento de ese día. Quería estar con el, pero se retiró.

Días después me dio su e-mail, empezamos a conocernos. Cada día que pasaba me enamoraba mas y mas de el, siempre y cuando con las ganas de volverlo a ver.

Un día charlando en el Messenger me invito a su casa. Yo como siempre con la desconfianza, con el miedo, pero acepté. Un lunes salía hacia la escuela, savia que ese era el gran día. Llegó la hora, saliendo del colegio me dirigí a su casa, con el gran miedo. Llegue, empezamos a charlar, no paso nada el si quería, pero yo no, muy dentro de mi me decía que si, pero me resistí.

todo esto fue pasando durante cuatro meses, lo veía una ves a la semana, charlábamos a diario en el Messenger y cada día que pasaba me enamoraba mas de el.

Un día, con pretexto de que le llevaría un obsequio que le había traído de donde fui a vacacionar le dije que si lo podría ver, me dijo que si. Llego la hora un 3 de mayo del 2011. fue el mejor día de mi vida, pero esto paso así: llegue, estaba hablando por teléfono, se desocupo, empezamos a charlar, poco a poco se fue acercando a mi, con una seguridad, me empezó a acariciar, le dije no, no, por favor, no; pero yo si quería, solo tenia miedo. Me dice, mírame a los ojos y dime que no quieres, lo miré, lo abracé y lo besé. Estuvimos juntos, fue algo sorprendente, algo inimaginable. No quería que terminara, pero terminó. Le di su regalo que le llevaba y me marche, me retire con una gran alegría, y me dijo, a la noche charlamos.

Llegó la noche y le pregunto “¿te gustó?”. Me contestó que se sentía mal por lo que había pasado, yo sin nada que decir le pregunte que por qué. Me dice que no lo sabe y no queriendo hablar mas del tema. Eso fue gacho para mí, me dijo que solo me ofrecía su amistad. Me sentí fatal, lo amaba, lo amo. Acepte, pero le dije que yo sentía algo inmenso por el, que jamás perderé la esperanza, yo se que el quiere alguien mas.

Me duele que el no sienta lo mismo que yo sentía por el, lo amo porque desde un principio el fue sincero conmigo, pero después de todo este tiempo de conocerlo he aprendido que es un amor imposible, jamás será para mi.

No se si seguir luchando por él o darme por vencido. Es una decisión muy difícil y sólo lo decidiré el día que lo mire nuevamente y le diga que si en verdad no quiere, como el lo hizo conmigo. Lo mirare a los ojos y le preguntare si no quiere, y si dijera que no me iría derrotado, pero con un bello recuerdo.

Te amo Enrique.

1 Comentario

Pincha aquí para comentar

  • Que basura el otro le hizo fue paciente hasta que acepto y después y una ves que lo hizo le dijo que fu2 un error el solo quería eso nada mas sin pensar en lo que sentía el otro