Portada La adolescencia de Axel. Episodio 4.
Relatos gay

La adolescencia de Axel. Episodio 4.

938649f4e625d26d9027c6d3105bd147 - La adolescencia de Axel. Episodio 4. - relatos-gay

He quedado con Juan en 5 minutos en su casa, creo que no hay nadie, pero y si lo hay ¿Qué más da?

Tengo claro lo que quiero hablar con el, me quedo con Diego, aunque aún no se si es gay o no, me quedo con el.

Llego a su casa y la puerta del portal está abierta así que subo direct amente. Llego a su puerta y toco el timbre, me abre el.

-Ho…

No me deja terminar de decirle hola y me besa, Axel no, tenías las ¡deas claras antes de llegar, jode rme gusta tanto como me besa.

-Hola-Digo sonrojado cuando termina de besarme.

-Hola¿Esto te sirve de respuesta a lo del otro día?

-Bueno, ya sabía que algo seguías sintiendo, pero… ¿Estás dispuesto a salir del armario por mi?

-Si, me da igual todo, solo quiero estar contigo. Te quiero.

Me vuelve a besar, y me dice que me quiere,

con lo simple que parecía todo se complica por segundos,

yo quiero a Diego, pero también le quiero a el, ¿Qué hago?

Juan seguro que quiere más no se va a quedar en un simple beso, la verdad es que yo también quiero más,

recuerdo una noche de verano que no había nadie en su casa y le me tí mi polla por todos los lados, bueno y el a mi, esa fue la mejor noche que pasamos juntos, pero a los días de eso… Joder, le tengo que responder algo.

-¿Te pasa algo? ¿Acaso es que ya no quieres volver?-Me dice el triste al ver que me ha besado y que tardo en responderle.

-No, no me pasa nada, y siempre he querido volver contigo, eso nunca lo dudes, pero tras el otro día en el entrenamiento… No me hizo nada de gracia el espectáculo que montastéis tu y Diego.

-Axel, lo siento, los celos me llevaron a eso, me conoces y sabes como soy y que nunca haría nada de eso si no estoy demasiado celoso.-Me responde mirándome a los ojos.

Lo que me dice es verdad al chico que me follé le pegó nada más ent erarse,

la verdad es que me dio morbo el ver que es capaz de hacer eso por mi, pero aún así estoy enfadado.

El que me mire a los ojos no me gusta, me está poniendo cara de pena y a mi eso me pone y mucho, al igual que como va vestido unchándal, un simple chándal, pero como le marca la polla joder, me lo quiero follar.

-Juan, está bien.-Le beso con pasión y le meto la lengua hasta la tráquea, el no se queda atrás-¿Esto te vale como respuesta?

-Si.-Me dice con los ojos cerrados mientras separamos nuestras caras.- Pero antes de nada…

Imagino lo que me va a decir, pero no le puedo mentir.

-Recuerda lo que me dijiste sobre Diego si volvíamos.

-Si, lo se; no lo voy a olvidar, pero…

-¿Pero? si hay un pero no hay nada que hablar, estoy dispuesto a que todo el mundo sepa que me gusta más una polla grande y gorda que a un tonto un lápiz, ese era el trato así que ya sabes lo que tienes que hacer.-Me dice bastante enfadado.

Me lanzo como loco a sus labios,

no puedo evitarlo el enfadado me pone mucho,

tampoco ofrece resistencia a que le bese.

-Axel, pero, tienes, que, cumplirlo.-Al pobre le cuesta hablar porque no le dejo tiene mi boca pegado a el como su con súper glue nos las hubieran pegado.

Subimos las escaleras y no le respondo, llegamos a su cuarto, le quito la camiseta y el a mi, nuestros cuerpos no son de escándalo, pero aún así me pongo muy cachondo, y por lo que veo el también, bendito chándal. Le tiro a la cama y voy sobre el, nota algo duro.

-Espero que eso no sea tu móvil.-Me dice riendo el gilipollas.

-Lo es, ahora lo quito.

-Vaya, sería el móvil; pero sigo notando algo aún más duro.

-Eso es lo que quieres tener tu en todo el cuerpo.

Le vuelvo a besar y le quieto el pantalón del chándal, y veo su polla súper erecta, cubierta por unos Calvin Klein azules que le regalé, joder como me ponen esos calzoncillos y su enorme polla.

El me quita mis pantalones y ve llevo unos slips blancos con los que se transparenta mi polla erecta.

-Hmf…si…joder como te echaba de menos-Le digo mientras el acaricia mi polla suavemente.

-Jo,der…ahh…y yo a ti.

Le quito esos calzoncillos y su polla sale rebotada a mi cara, me golpea,

pero sabe lo mucho que me pone así que me golpea con ella, yo la lamo. El evita gemir no se por que;

subo lamiéndole el abdomenal, su oreja y le susurro que gima, que le quiero oír gemir.

-Ahhh…Siii¡…joder no pares.-Me dice gritando mientras yo vuelvo a su polla.

El me agarra la cabeza y hace que me la trague hasta el fondo y com o el quiere, yo gimo, solo que con su polla apenas me oye.

-AHHH…Axel,ya v,voy a llegar.-Me dice tartamudeando por como se la chupo.

Yo no me quito y se corre en mi boca, joder, como me gusta su semen, bueno como me gusta el.

Ahora es tu turno me tumba boca abajo y baja lamiendo Todo el cue rpo, yo no puedo evitar gritar, gemir, gozar como gozaba con el.

-Juan.

-¿Si? ¿Qué pasa que ni te gusta?

-Ni seas tonto, no quiero que pares de chupar mi polla nuca.

Nada más decir eso le agarro la cabeza muevo mi cadera y se lame todo de un golpe hasta el fondo, entera, toda está en su boca, el me agarra los huevos el cabrón sabe lo que me gusta eso, le folio la boca sin control.

-Si, Ju,Juan…¡NO PARES, QUE YA ME CORRO!

Se saca mi polla y me responde.

-Me pienso tragar todo.

Y así fue, me corrí en su boca,

encima llevaba semanas sin correrme y le llené la boca, tanto que se le salía un poco de semen el cual acabó por mi polla.

-Bueno, esto no terminará aquí ¿No?

-Claro que no.-Me dice con cara de deseo y acercándose a mi boca.

Mercedes-Benz