Portada La adolescencia de Axel. Episodio 8.
Relatos gay

La adolescencia de Axel. Episodio 8.

Me cliespierto, y seguimos igual que por la noche, su mano en mi paquete, su polla pegada a mi culo, su otra mano sobres mis abdominales y mis boxers medio bajados asomando un poco de culo el principio de mi polla. Juan sigue dormido, no se si despertarle, igual si lo hago sentirá incómodo, pero si espero a que se despierte supongo que reaccionará y se apartará de mi; bueno lo mejor será despertarle y hablar sobre lo de anoche, me dijo que me quería, mi mejor amigo la persona que pensaba que era lo más hetero que exitía ayer diciéndome que me quería y tocándome la polla; bueno si solo me hubiera tocado la polla, de haberme despertado a saberse que hubiera pasado.

-Diego.-Le digo intentando despertarle si moverle.- Diego depierta.

Diego bosteza y cuando abre los ojos se aleja de mi, por lo que deja de tocarme y rozarme con su boca, además se gira hacia otro lado.

-Bu, buenos días- Dice bastante nervioso.

-¿Por qué te has alejado de mi?

-No se, no quiero que pienses lo que no es.

-¿Qué piense lo que no es? ¿Entonces que pienso de que me digas te quiero, hagas como si me follaras, tenga medio puto gallumbo bajado y que tu mano me has estado tocando la polla toda la noche?

Pasan unos segundos y no responde, hay un silecia bastante incómodo.

-Diego, respone.

-No quiero que pienses nada, eso fue una bobada de borrachera.

-¿Intertar perder la virginidad conmigo es una bobada? ¿Y lo de que me querías?

-Si, lo de que te quiero es como amigos, no lo mal interpretes.

-Diego, podrías decir la puta verdad, porque sinceramente creo que no has follado por miedo a salir del armario.

Se gira hacia a mi, nos estamos mirando a los ojos.

-Yo no soy gay, ni bi ni nada de eso. Yo soy hetero.

-¿Seguro?-Le digo con mirada desafiante mientras me acerco a el.

-Al 100%.-Me dice mientras el también se acerca a mi.

-Pues si estás tan seguro.- Le doy un pico-¿Por qué te ha gustado el beso que te acabo de dar?

-¿Quién te ha dicho que me ha gustado?-Me besa el a mi.

-Tu solo.-Le beso.

Nos empezamos a liar metidos en mi cama, los dos en bóxer, y ambos nos empezamos a poner cachondos. Pero yo me separo.

-¿Qué pasa?

-Lo siento, no puedo.-Me salgo de la cama y voy a desayunar tal cual iba vestido.

Estoy terminando de desayunar y el entra en la cocina.

-¿Me explicas lo de antes?

-Diego, igual vuelvo con Juan.

-Solo igual, aúno habéis vuelto; no habrá infidelidad.

-Diego no puedo.

-Está bien, por cierto este pantalón tiene algo raro por dentro.

¿Qué va a tener el chándal? si estaba recién lavado, pero puede ser.

-¿El qué?

-No se, tiene un tacto al raro.

-Acércate a ver.

El se acerca y está al lado mío ya.

-Trae la mano.

-Se meter la mano en pantalón, como bien saber no eres el primero al que le he metido la mano.-Le respondo tajantemente mientras voy a meter la mano.

-Hazme caso.-Me dice mientras agarra mi muñeca.

-Está bien.

El va metiendo mi mano lentamente en el pantalón, pero… ¿No lleva los gallumbos?

-Diego, por qué te has quitado los boxers.

-Porque voy más cómodo con mi polla al aire. ¿Por qué no sacas la mano?

-Por qué me gusta polla.

-Pues esto te va a encantar.

Se quita el pantalón y deja su polla al descuierte yo se la agarro y el se sienta encima mío, mientras nos besamos y le acarado de la polla.

-Diego.

-Dime.

-Lo que hagamos ahora no puede salir de aquí.

-Por el momento no quiero que nadie sepa que soy bi, así que no saldrá de aquí.

-Mejor.