Portada La comunidad LGBT+ dentro de los cuentos de hadas navideños: entrevista a Joel McVeagh
Cine

La comunidad LGBT+ dentro de los cuentos de hadas navideños: entrevista a Joel McVeagh

Hace algunas semanas escribí una nota sobre cinco películas navideñas LGBTQ+ que no te puedes perder. En ella enlisté historias protagonizadas por personajes de la comunidad, pero en esta ocasión quise hacer una mención especial a una comedia romántica navideña de Netflix, que si bien no es protagonizada por un personaje LGBTQ+, cuenta con uno dentro de la trama principal. Me refiero al filme navideño Un príncipe de Navidad protagonizada por Rose McIver, conocida por su papel protagónico en la serie iZombie y Ben Lamb.

Esta historia que -ya cuenta con tres entregas-, va dirigida a los más pequeños de la casa pues se trata de un cuento de hadas navideño, en la que nos narran cómo la vida de una periodista (Amber), cambia al enamorarse del príncipe del pequeño pueblo ficticio Aldovia.

Hasta este punto se preguntarán por qué he decido hacer una mención especial de esa cinta, si se trata de una película navideña dirigida -principalmente- para niños, en la que una mujer cae perdidamente enamorada de un príncipe y juntos deciden comenzar una familia. Aquí es donde menciono y detono que a uno los personajes cuya participación se vuelve más notable con cada entrega de la historia. Me refiero a Andy, interpretado por el actor Joel McVeagh.

A este personaje lo conocemos desde la primera entrega como uno de los compañeros de trabajo y mejor amigo de Amber (Rose McIver). Lo que me resultó interesante fue que desde el primer momento su personaje fue introducido -aunque no se menciona de manera específica- como gay y a pesar que al principio escuchamos muy poco de él, conforme la historia se va desarrollando  toma mayor relevancia y tiempo en cámara, para al final de la segunda entrega y a lo largo de la tercera, contarnos un poco más de su historia e incluso mostrar el interés amoroso que mantiene hacia uno de los personajes.

Sabemos que en los últimos años Netflix se ha encargado de traernos series y películas con mayor variedad en sus personajes, y aunque no es sorpresa que en éstas se incluyan personajes LGBTQ+, me pareció un gran detalle que la comunidad comience a tener presencia en los filmes navideños que son principalmente dirigidos a niños (que les tengo que confesar que a mi edad sigo siendo fan de ese género de películas),  y que poco a poco los introducen de manera natural dentro de sus producciones.

Está muy bien el tener series y películas como The Politician, Insatiable, Queer Eye, entre otras, en las que la diversidad es uno de los temas centrales, pero también es importante introducir personajes LGBT en producciones dirigidas para los más pequeños del hogar. Desde mi punto de vista Un príncipe de Navidad es un buen ejemplo de cómo hacerlo y por ende, decidí entrevistar a Joel McVeagh, quien interpreta a Andy, para conocer un poco más sobre su experiencia como personaje LGBTQ+ dentro de dicha producción.

“Fue en enero del 2017 cuando me invitaron a la audición para el personaje. La directora de casting, Carolyn McLeod, dijo que podía incluso solo grabar mi audición, pero sabía que yo era el indicado para ese rol, por eso decidí viajar a Londres para realizarla en persona.” Comenta McVeagh, quien asegura sentirse completamente agradecido con ella, al darle aquella oportunidad.

McVeagh me contó lo sorprendido que quedó al recibir la noticia pues en un principio no se sentía del todo seguro ya que no contaba con mucha experiencia previa a dicho rol, sumándole que en un principio el personaje aún no se encontraba completamente definido entre si sería interpretado por un hombre o mujer. Pero Netflix parece haber acertado en su decisión de que el personaje se tratara de un hombre, y no solo eso, sino que fuera un miembro de la comunidad LGBTQ+.

“Amo la diversidad que maneja Netflix en sus películas y series. Creo que Andy fue uno de los primeros en ser introducido en una película navideña. Espero que MUCHAS más le sigan.”

Sin duda, aunque no se menciona de manera literal -y lo cual me parece fantástico- al final de la primera entrega lo vemos tener una cita amorosa con otro hombre. Y poco a poco su historia va tomando mayor tiempo en pantalla que sirve para conocer un poco más sobre él. Por eso me pareció interesante el poder conocer un poco más de su experiencia a nivel producción, con sus compañeros y la libertad para interpretar al personaje.

“Fue muy divertido interpretar a Andy a través de las películas. Poco a poco se fue volviendo más especial pues cada vez tenía que trabajar más tiempo en él, contar más de su historia y trataba de ser lo más creativo que pudiera. Por otro lado, mis compañeros son las mejores personas, simplemente son increíbles lo cual resultó brillante el trabajar con ellos a diario. Tuvimos demasiada diversión en el set.” Añadió McVeagh, deseando haber podido transmitir aquella relación tan especial en la pantalla.

Esta historia que -ya cuenta con tres entregas-, va dirigida a los más pequeños de la casa pues se trata de un cuento de hadas navideño, en la que nos narran cómo la vida de una periodista (Amber), cambia al enamorarse del príncipe del pequeño pueblo ficticio Aldovia.

Hasta este punto se preguntarán por qué he decido hacer una mención especial de esa cinta, si se trata de una película navideña dirigida -principalmente- para niños, en la que una mujer cae perdidamente enamorada de un príncipe y juntos deciden comenzar una familia. Aquí es donde menciono y detono que a uno los personajes cuya participación se vuelve más notable con cada entrega de la historia. Me refiero a Andy, interpretado por el actor Joel McVeagh.

A este personaje lo conocemos desde la primera entrega como uno de los compañeros de trabajo y mejor amigo de Amber (Rose McIver). Lo que me resultó interesante fue que desde el primer momento su personaje fue introducido -aunque no se menciona de manera específica- como gay y a pesar que al principio escuchamos muy poco de él, conforme la historia se va desarrollando  toma mayor relevancia y tiempo en cámara, para al final de la segunda entrega y a lo largo de la tercera, contarnos un poco más de su historia e incluso mostrar el interés amoroso que mantiene hacia uno de los personajes.

Sabemos que en los últimos años Netflix se ha encargado de traernos series y películas con mayor variedad en sus personajes, y aunque no es sorpresa que en éstas se incluyan personajes LGBTQ+, me pareció un gran detalle que la comunidad comience a tener presencia en los filmes navideños que son principalmente dirigidos a niños (que les tengo que confesar que a mi edad sigo siendo fan de ese género de películas),  y que poco a poco los introducen de manera natural dentro de sus producciones.

Está muy bien el tener series y películas como The Politician, Insatiable, Queer Eye, entre otras, en las que la diversidad es uno de los temas centrales, pero también es importante introducir personajes LGBT en producciones dirigidas para los más pequeños del hogar. Desde mi punto de vista Un príncipe de Navidad es un buen ejemplo de cómo hacerlo y por ende, decidí entrevistar a Joel McVeagh, quien interpreta a Andy, para conocer un poco más sobre su experiencia como personaje LGBTQ+ dentro de dicha producción.

McVeagh me contó lo sorprendido que quedó al recibir la noticia pues en un principio no se sentía del todo seguro ya que no contaba con mucha experiencia previa a dicho rol, sumándole que en un principio el personaje aún no se encontraba completamente definido entre si sería interpretado por un hombre o mujer. Pero Netflix parece haber acertado en su decisión de que el personaje se tratara de un hombre, y no solo eso, sino que fuera un miembro de la comunidad LGBTQ+.

“Amo la diversidad que maneja Netflix en sus películas y series. Creo que Andy fue uno de los primeros en ser introducido en una película navideña. Espero que MUCHAS más le sigan.”

Sin duda, aunque no se menciona de manera literal -y lo cual me parece fantástico- al final de la primera entrega lo vemos tener una cita amorosa con otro hombre. Y poco a poco su historia va tomando mayor tiempo en pantalla que sirve para conocer un poco más sobre él. Por eso me pareció interesante el poder conocer un poco más de su experiencia a nivel producción, con sus compañeros y la libertad para interpretar al personaje.

“Fue muy divertido interpretar a Andy a través de las películas. Poco a poco se fue volviendo más especial pues cada vez tenía que trabajar más tiempo en él, contar más de su historia y trataba de ser lo más creativo que pudiera. Por otro lado, mis compañeros son las mejores personas, simplemente son increíbles lo cual resultó brillante el trabajar con ellos a diario. Tuvimos demasiada diversión en el set.” Añadió McVeagh, deseando haber podido transmitir aquella relación tan especial en la pantalla.

Como lo dije en un principio, me parece fabuloso que Netflix comience a introducir personajes LGBTQ+ dentro de sus filmes dirigidos a un público más joven y la naturalidad con lo que lo hizo en Un Príncipe de Navidad fue demasiado acertada.  McVeagh mostró una postura similar al contarme que así es como se debería introducir a los personajes de la comunidad.

“Yo creo que es muy importante el tener personajes LGBTQ en cualquier género cinematográfico. Vivimos en un mundo lleno de diversidad y eso debería ser mostrado 100% en la pantalla. Creo que particularmente en películas como Un Príncipe de Navidad, que tienen una audiencia más joven es importante normalizar a las personas de la comunidad. No deberían ser mostrados solo para ser “políticamente correctos”. Deben de reflejar el mundo real como es, mostrándole a los jóvenes que no solo debes crecer y casarte con alguien del género opuesto.” compartió, dejando ver la gran diferencia a de cómo creció con películas en donde solo le enseñaban eso.

Yo fui uno de aquellos que creció con esas películas de “cuento de hadas navideños” donde no se mostraba la diversidad y la idea de que existiera un personaje LGBTQ dentro del filme, era inconcebible. Afortunadamente las nuevas generaciones poco a poco van teniendo acceso a filmes que plasman el mundo tan diverso en el que vivimos.

Quiero agradecer a Joel McVeagh por su tiempo y la oportunidad de conocer un poco más sobre su participación en la película Un Príncipe de Navidad. Y antes de despedirme quise pedirle un consejo para aquellas personas que están enfrentándose a situaciones difíciles por ser parte de la comunidad.

“Mi consejo, primero que nada deben saber que hay más personas como tú. No estás solo. Yo pasé por los mismos problemas, pensando en qué iba a pensar la gente de mí, el cómo me iban a tratar y si lo harían de forma diferente. Me tomó mucho el entender mis sentimientos. Pero debes saber que las personas cercanas a ti, jamás se tratarán diferente, siempre serás amado no importa la situación. Yo, como persona bisexual, una vez que lo acepté y le conté a los demás, fue un momento de liberación…”

Conozcan un poco más de McVeagh y sus futuros proyectos:  @joelmcveagh.

Etiquetas