Portada La Desvalorización de los Roles (primera parte)
Actualidad

La Desvalorización de los Roles (primera parte)

Roles sexuales

Roles sexuales

No hay que ser un genio para darse cuenta de que los roles sexuales en el mundo homosexual están devaluados; sobre todo entre los hombres homosexuales, desconozco cómo será el asunto entre las lesbianas.

La OMS clasifica oficialmente la adicción al sexo gay como una enfermedad mental

La desvalorización de los roles Pasivo y Versátil se da tanto desde las representaciones que tiene el mundo hetero de esos roles como desde las calificaciones muchas veces negativas dentro de la comunidad gay. Si bien el rol Activo es mucho más valorado desde las percepciones del mundo hétero, también se ha desvalorizado mucho dentro de la comunidad gay porque muchos lo consideran un rol “presumido”.

Cazwell regresa con un video musical muy homoerótico

En definitiva, los homosexuales estamos viviendo situaciones de resentimiento entre nosotros mismos por no aceptarnos como somos y por no respetar al otro como es.

La ACEPTACIÓN y el RESPETO son dos conceptos claves para cambiar nuestra actitud y mejorar las relaciones entre nosotros los homosexuales.

Cuando nuestros parientes y amigos se enteran que somos homosexuales y que preferimos más el “papagayo” que la “argolla”, lo primero que les da curiosidad es saber qué rol cumplimos en la cama, es decir, si tenemos el “culo invicto” o si por el contrario nos “llenaron el arco de goles”.

Este momento del futbolista Kieran Trippier se hizo viral

Muchas veces no preguntan nada, y solo imaginan lo que preferirían que fuéramos y, seamos sinceros, todos prefieren que seamos Activos. En algunos hombres no cabe duda de su Pasividad porque son un poco femíneos; por lo que sus parientes y amigos ya se dan una idea. Pero en otros casos no hay certezas. Si se animan a preguntar, se quedan más tranquilos si escuchan que somos Activos, y despejan esos pensamientos en donde nos imaginan en cuatro con otro hombre empomándonos por atrás.

Los condones son 91% efectivos para prevenir transmisión de VIH por sexo anal

No podemos cambiar las percepciones de los héteros, ni cómo nos preferirían, porque si vamos al caso, antes que nada preferirían que no fuéramos homosexuales. Pero como homosexuales, sí podemos cambiar nuestras actitudes, aceptarnos y respetarnos entre nosotros.

Ignacio Pérez Rey, para Garçon Model nos deja sudando

Me da mucha bronca esa situación porque cada uno de nosotros debería vivir su sexualidad y sus “preferencias” con la frente en alto. Esas ‘preferencias’ devienen de nuestra estructura psicosexual, y tiene que ver con deseos y sentimientos naturales que vienen desde adentro, y que por lo tanto si los negamos o los bloqueamos nunca vamos a poder ser plenamente felices.

Podemos hacer chistes sobre los roles y sobre nosotros, y reírnos de nosotros mismos, pero de ahí a hablar con malicia sobre nuestra diversidad es otra cosa.

A veces no sé cómo explicarles a algunos gays que cada uno de nosotros somos especiales, más allá de nuestro rol.

El Hombre Pasivo no es ni más ni menos Hombre que el Hombre Activo. La diferencia está en que al Pasivo se le “perdonan” sus manierismos poco comunes en el género masculino (en caso que los tenga, no siempre es así, hay Pasivos muy masculinos); mientras que el Activo no debe dejar de ser masculinamente ortodoxo; cualquier plumita por más ínfima que sea, desilusiona al resto de los colegas que lo habían calificado Varón-masculino-Macho.

Historia de la Cenicienta tiene un nuevo giro… y es gay

Al Pasivo se le perdonan los manierismos afeminados (repito, en caso que los tenga, no siempre es así) por esa asociación heterosexista que se ha construido para una pareja de roles opuesto. Esa construcción intenta identificar un componente masculino y uno femenino en la “división sexual de una relación íntima” en una pareja de Varones.

Esa construcción es errónea si se la hace extensible para todos, puede ser válida para muchos casos, pero no se puede generalizar. Lamentablemente las construcciones sociales son difíciles de cambiar y los cambios pueden llevar muchísimos años.

De la misma manera, muchos Versátiles dicen sentirse incomprendidos por parte de los Activos y los Pasivos, pero los Versátiles tampoco entienden ni a los Activos ni a los Pasivos. No digo que todos piensen así, pero hay muchos que lo piensan. Y eso sucede porque en vez de tratar de vivir sin prejuicios ni ataduras nuestra sexualidad, nuestra forma de disfrutar en la cama, aceptándolo sin importar lo que piensen los demás; en vez de eso vivimos pendientes del qué dirán y de los prejuicios.

La baja estima de ser…

 

Hubo un momento en que dejé de tener sexo anal, pero sí bastantes fantasías, porque era blanco de burlas por no ser activo. Te estoy escribiendo desde México, DF. Sigue habiendo homofobia* dentro de la comunidad gay donde ser Activo es señal de orgullo y ser Pasivo es algo que hay que callar. Hace años en una disco gay estaban dando regalos a los asistentes. Uno de los organizadores dijo que el siguiente regalo era para “una pasiva” y nadie se levantó, volvió a preguntar y, silencio. Después dijo: “¿qué todos los que están aquí son Activos?”. Finalmente, un chico se levantó y bromeando a jugar al afeminado fue por el premio. Yo me sentí mal conmigo mismo por no aceptar mi condición en un lugar donde casi todos éramos hombres homosexuales.

* No es correcto usar la palabra homofobia para referirse a los prejuicios por el rol sexual, por eso taché ese vocablo de la cita textual.

¿Es el rol Pasivo de menor valor? La respuesta es NO.

¿Por qué entonces es desvalorizado? Porque así fue establecido a través de un proceso de construcción social, tanto por la sociedad como por la misma comunidad homosexual. A esa construcción subyace la analogía con el modelo héteronormativo Hombre-Mujer. En esa analogía se le dio al Pasivo el equivalente de la mujer. Durante cientos de años la Mujer no fue valorada socialmente, y por lo tanto esa misma desvalorización se transfirió al equivalente Pasivo en una relación homosexual.

¿Cómo se puede cambiar esa situación? A primera vista es una pregunta utópica, pero no creo que sea imposible. El cambio debe venir primero en la misma comunidad homosexual. Si, ya sé; suena imposible, pero hay que ir poniendo nuestro granito de arena. Una golondrina no hace primavera pero muchas quizás lo logren. Los primeros que tienen que cambiar sus actitudes son los Pasivos, ustedes más que nadie tienen que valorarse y ser Pasivos con orgullo… ¡pongan el culo con orgullo carajo! Cuando se autovaloren, cuando se valoren entre Pasivos (sobre todo entre Pasivos) y cuando respeten a los otros dos roles (Activos y Versátiles) los demás los tratarán igual.

En todos los grupos sociales hay gente de mierda, y la comunidad homosexual no es la excepción. Hay gays (sin distinción de roles) que son una bosta como personas, critican a los demás, intentan ridiculizarlos, son vanidosos, envidiosos, egoístas, etc, etc. Esta clase de gente (si es que se le puede llamar gente) son los que a mi parecer más daño le hacen a la comunidad gay. Por eso es importante que sepamos decir que no todos somos iguales, porque el resto de las personas que no forman parte del “colectivo” meten a todos en la misma bolsa.

Etiquetas